Cardiomiopatía dilatada en perros

Cardiomiopatía dilatada en perros: síntomas y tratamiento

La cardiomiopatía dilatada en perros es una enfermedad muy grave que afecta a las fibras musculares. Estas se contraen y como consecuencia las paredes cardíacas adelgazan, dilatando los ventrículos y aurículas. El corazón del perro termina deformado y dilatado, ya que su musculatura no tiene fuerza suficiente para mantener su estructura natural.

Los corazones enfermos de cardiomiopatía dilatada canina no pueden bombear bien la sangre, escaseando el oxígeno que llega a todo el cuerpo, especialmente en los riñones y pulmones. Además, se acumula mayor cantidad de sangre en el corazón, provocando una insuficiencia cardíaca congestiva.

Síntomas de la cardiomiopatía dilatada en perros

sintomas cardiomiopatía dilatada en perros

Los síntomas de la cardiomiopatía dilatada canina no son visibles hasta que la enfermedad llega a una fase muy avanzada. De hecho, muchas veces no se descubre la enfermedad hasta que se practica la autopsia al perro fallecido.

La mayoría de las veces que la cardiomiopatía dilatada canina es detectada, resulta por accidente cuando se hacen otras pruebas por otros problemas ajenos a esta dolencia. Cuando la enfermedad ya está bien avanzada, los síntomas que los perros empiezan a presentar son:

  • Dificultades respiratorias
  • Agitación y nerviosismo
  • Arritmia
  • Soplos cardíacos
  • Edema pulmonar
  • Lengua azulada
  • Acumulación de líquido en el vientre
  • Congestión hepática o del bazo
  • Mala reacción al ejercicio físico
  • Tos
  • Cansancio
  • Apatía, falta de ganas de jugar o estar activo
  • Temperatura corporal baja
  • Vómitos
  • Falta de apetito
  • Muerte súbita

Causas de la cardiomiopatía dilatada en perros

Causas de la cardiomiopatía dilatada en perros

La cardiomiopatía dilatada canina se considera idiopática porque no se conocen sus causas exactas, aunque se cree que algunas podrían ser:

  • Mala nutrición
  • Infecciones virales
  • Infecciones por protozoos
  • Intoxicaciones
  • Problemas del sistema inmune
  • Predisposición genética

Las razas de perros grandes y gigantes corren mayor riesgo de padecer cardiomiopatía dilatada canina, aunque también es una enfermedad moderadamente habitual en algunas razas medianas. Las razas de perros que más a menudo presentan cardiomiopatía dilatada canina son:

causas de la cardiomiopatía dilatada en perros

Diagnóstico de la cardiomiopatía dilatada en perros

El examen físico y auscultaciones permiten detectar los primeros indicios de cardiomiopatía dilatada canina. Además, se hacen radiografías, electrocardiogramas y ecocardiogramas.

Las radiografías torácicas pueden mostrar la dilatación cardíaca o la inundación de los pulmones o el corazón, pero no siempre lo hacen. Los electrocardiogramas analizan la funcionalidad del corazón, su actividad eléctrica. La cardiomiopatía permite detectar muchas dolencias cardíacas, pero por desgracia no todos los centros veterinarios disponen de una; consiste en realizar una prueba de ultrasonidos al corazón.

 

Tratamiento de la cardiomiopatía dilatada canina

La cardiomiopatía dilatada en perros se trata a base de diuréticos para favorecer la eliminación de los líquidos retenidos alrededor del corazón y los pulmones. Además, se administran vasodilatadores y otros medicamentos para estabilizar el ritmo cardíaco.

Los perros enfermos de cardiomiopatía dilatada canina no deben realizar ejercicio intenso, dejando que ellos dirijan su propio ejercicio, acorde a sus capacidades. Es muy probable que el veterinario recomiende darle una dieta baja en sodio.

Por desgracia, este tratamiento sólo vale para mejorar su calidad de vida y evitar que empeore, pero a día de hoy, la cardiomiopatía dilatada canina no tiene cura. La mayor parte de los perros enfermos no viven más de dos años después del diagnóstico.

tratamiento de la cardiomiopatía dilatada canina(Foto via: solocardiologia)

Cómo prevenir la cardiomiopatía dilatada en perros

Por desgracia, como no se conocen las causas de esta enfermedad, no se puede prevenir. Lo único que se suele hacer es evitar cruzar a ejemplares enfermos, para intentar no transmitir la cardiomiopatía dilatada canina a generaciones futuras, asumiendo que esta enfermedad pudiera ser hereditaria.

Si notas en tu mascota algún tipo de malestar o comportamiento inusual, no dudes en acudir al veterinario lo antes posible.

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post