Todo sobre el edema pulmonar en perros

Todo sobre el edema pulmonar en perros

El edema pulmonar en perros es una acumulación de líquido en los pulmones que puede poner en grave peligro la salud de tu mascota. ¿Crees que tu perro podría tener un edema? Te contamos en qué consiste esta patología, qué la causa y cómo se suele tratar. ¡Sigue leyendo!

 

Qué es el edema pulmonar en perros

Qué es el edema pulmonar en perros

En condiciones normales, hay líquido circulando entre los pulmones y el resto del cuerpo, es una función natural, un proceso que se suele completar sin problemas. Pero cuando por cualquier motivo se ejerce cierta presión sobre los pulmones, este proceso se puede ver afectado, quedando líquido acumulado en los pulmones que no logra salir. Es cuando hablamos de edema pulmonar en perros.

Este problema se puede tratar, y si se hace pronto no suele presentar complicaciones.

 

Síntomas del edema pulmonar en perros

Síntomas del edema pulmonar en perros

Si tu perro tiene un edema pulmonar, lo más probable es que muestre los siguientes síntomas:

  • Tos seca
  • Sibilancias
  • Crujidos al respirar
  • Respiración demasiado acelerada
  • Dificultad para respirar
  • Respira por la boca

¿Has observado alguno de estos síntomas en tu perro? ¡Acude ya al veterinario! Si resides en España te recomendamos que descargues nuestra app rápidamente para localizar a un veterinario de forma urgente.

 

Causas del edema pulmonar en perros

Causas del edema pulmonar en perros

Muy a menudo se tiende a asociar al edema pulmonar con la neumonía, pero esta no es la única causa posible. La verdad es que existen otras como:

  • Anemia
  • Cardiomiopatía
  • Escasez de proteína en la sangre
  • Toxinas, como venenos o humo
  • Obstrucción de las vías respiratorias
  • Estar al borde del ahogamiento, ya que los pulmones quedan llenos de agua

 

Tratamiento del edema pulmonar en perros

Tratamiento del edema pulmonar en perros

Si sospechas de un edema pulmonar, debes llevar a tu perro al veterinario para que le realicen pruebas. Para llegar al diagnóstico del edema pulmonar en perros, se realizan analíticas y tests para descartar otras patologías, como la bronquitis, neumonía o gusano del corazón.

El tratamiento dependerá de la gravedad del edema. Puede ser necesario administrar oxígeno o líquidos para favorecer el tránsito de fluidos en el cuerpo. Los diuréticos pueden ayudar notablemente a drenar el líquido de los pulmones.

Además, habrá que propiciar al perro un ambiente cómodo y dejar que descanse hasta que se recupere. Por desgracia, el edema pulmonar en perros suele ser recurrente una vez aparece, por lo que es importante permanecer atento.

 

El edema pulmonar en perros no se puede prevenir, pero se puede detectar a tiempo y tratar sin dificultades si observas el estado de tu mascota y acudes al veterinario lo antes posible.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post