Todo sobre la cardiomiopatía dilatada canina

Todo sobre la cardiomiopatía dilatada canina

La cardiomiopatía dilatada canina consiste en un debilitamiento de las paredes del corazón y agrandamiento de los ventrículos y aurículas. Esto resulta en un cambio en la anatomía del corazón, que se ve obligado a alterar su forma al no tener fuerza muscular para mantenerse.

Un perro con cardiomiopatía dilatada tiene problemas para bombear y oxigenar correctamente la sangre, por lo que su salud se agrava considerablemente. De hecho, se trata de una enfermedad fatal.

 

Síntomas de la cardiomiopatía dilatada canina

Síntomas de la cardiomiopatía dilatada canina

En las fases iniciales, la cardiomiopatía dilatada canina es asintomática. Cuando los síntomas comienzan a aparecer significa que el perro se encuentra ya dentro de una gravedad considerable.

De hecho, es tan difícil de detectar que muchas veces el diagnóstico llega por accidente, cuando se realizan pruebas para otras enfermedades. Otras veces, el perro muere sin que se sepa por qué y es en la autopsia donde se revela la cardiomiopatía dilatada. Una vez comienzan a aparecer, los síntomas de esta enfermedad son:

  • Dificultad respiratoria
  • Soplo cardíaco
  • Tos
  • Intolerancia al ejercicio
  • Baja temperatura corporal
  • Muerte súbita
  • Falta de apetito y energía
  • Edema pulmonar
  • Acumulación de líquido en el abdomen
  • Agitación excesiva
  • Desmayos
  • Arritmias
  • Lengua azulada
  • Congestión hepática o del bazo
  • Vómitos
  • Letargo

Como ves, se trata de síntomas muy variados, un perro no tiene por qué presentarlos todos. Además, muchos son comunes a otras enfermedades, por eso la cardiomiopatía dilatada canina no es fácil de distinguir en muchas ocasiones.

 

Causas de la cardiomiopatía dilatada canina

Causas de la cardiomiopatía dilatada canina

Esta enfermedad es idiopática, es decir, se desconocen sus causas. Entre las hipótesis que se barajan están:

  • Nutrición deficiente
  • Intoxicaciones
  • Infecciones virales
  • Deficiencias inmunológicas
  • Infecciones por protozoos
  • Predisposición genética

Se ha observado que la mayor incidencia de la cardiomiopatía dilatada canina se da en las razas gigantes y grandes, aunque eso no exime de riesgos a otras más pequeñas. Las razas que más a menudo luchan contra esta enfermedad son:

 

Tratamiento de la cardiomiopatía dilatada canina

Tratamiento de la cardiomiopatía dilatada canina

El tratamiento contra la cardiomiopatía dilatada se basa en la administración de:

  • Diuréticos, para favorecer la eliminación de líquidos.
  • Vasodilatadores, para facilitar la circulación de la sangre.
  • Otros medicamentos, para regular la actividad cardíaca y normalizar las contracciones.

Además, si tienes un perro con cardiomiopatía dilatada canina, lo más probable es que tu veterinario le ponga una dieta baja en sodio. Por otra parte, es importante no forzarle a realizar ejercicio físico intenso; hará lo que pueda, tendrás que reducir la intensidad.

Por desgracia, este tratamiento y precauciones sólo ayudarán a controlar los síntomas para poder darle al perro una calidad de vida decente, la cardiomiopatía dilatada canina no tiene cura y acaba siendo letal. La mayoría de perros enfermos no suelen vivir más de dos años tras el diagnóstico.

Al tratarse de una enfermedad de causas desconocidas, es imposible de prevenir. En todo caso, muchos criadores intentan evitar el cruce de perros enfermos, para así descartarla en caso de que se trate de un problema congénito.

 

Cuando tenemos una mascota enferma es importante ser cuidadosos y pacientes, darle un extra de cariño y comprensión y adaptarse siempre a sus capacidades. Esto es aún más importante cuando se trata de una enfermedad incurable: cuanto más cuides a tu mascota, más feliz será durante sus últimos años de vida.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post