Causas de la muerte súbita en perros

Causas de la muerte súbita en perros

Entendemos como muerte súbita en perros al fallecimiento repentino y sorprendente, sin sintomatología previa. Esto hace que sea prácticamente imposible de predecir, sin embargo, podemos contarte cuáles son las patologías que suelen resultar en muerte súbita. Estas son las causas de la muerte repentina en los perros.

 

Causas de la muerte súbita en perros

Causas de la muerte súbita en perros

Se cree que las enfermedades que más a menudo provocan muerte súbita en perros son las cardíacas, especialmente la cardiomiopatía hipertrófica, la cardiomiopatía dilatada y las arritmias ventriculares, que suele ir unida a otros problemas cardíacos paralelos. Por otra parte, se relaciona con el tromboembolismo arterial, una obstrucción de la arteria periférica que produce una falta de riego sanguíneo. Suele detectarse por medio de síntomas como el pulso débil o el dolor agudo en las extremidades traseras.

Los problemas respiratorios también pueden resultar problemáticos, especialmente la neumonía. Con menor frecuencia, se dan casos de muerte súbita en perros relacionados con la obstrucción urinaria y otros problemas genitales, así como por deshidratación y desnutrición.

 

Razas más propensas a la muerte súbita

Razas más propensas a la muerte súbita

Se cree que el perro más propenso a la muerte súbita es el pastor alemán, la mayoría de los perros de esta raza afectados por muerte súbita la sufren en su primer año de vida. Por lo general, los perros se muestran sanos y activos y no presentan síncope, sino que la muerte se da en estado de reposo o incluso durmiendo. Por eso, es realmente imposible detectar si se aproxima.

En general, los perros de gran tamaño o molosos, como los mastines, pueden sufrir muerte súbita a partir de los 7 años de edad. Esta causa de muerte sólo se puede detectar por medio de una autopsia, es imposible de prever.

 

¿Quieres evitar la muerte súbita en perros? Dale a tu mascota una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable. Esto, junto a un control veterinario frecuente, ayudará a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades y con ello, de sufrir muerte súbita.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post