Caída del pelo en gatos

Caída del pelo en gatos, ¿qué la causa y cómo se trata?

Aunque no es muy frecuente, la caída del pelo en gatos puede tener diversas causas, como por ejemplo un exceso de higiene por parte del propio gato. Este afán por lamerse acaba arrancando el pelo de algunas zonas y provocando otros problemas en su piel. ¡Pero hay mucho más! Sigue leyendo y entérate.

 

Causas de la caída del pelo en gatos

Causas de la caída del pelo en gatos

Algunas enfermedades como la tiña o las infecciones por parásitos ocasionan problemas en la piel que pueden traer como consecuencia la caída del pelo en gatos. El propio gato, por el picor o malestar que le producen estas infecciones y alergias a parásitos, pasa la mayor parte del día lamiéndose, acabando con montones de calvas en las zonas afectadas. Otras razones por las que los gatos se lamen hasta quitarse el pelo son los dolores articulares.

Sin embargo, también hay causas de la caída del pelo en gatos que no están relacionadas con la acción directa del gato, es decir, el pelo no se cae porque un problema ocasione el lamido excesivo. Algunos problemas hormonales tienen entre sus síntomas pelo debilitado y alopecia, entre otros.

 

Tratamiento de la caída del pelo en gatos

Tratamiento de la caída del pelo en gatos

Si tu gato se está lamiendo demasiado últimamente o ves que le salen calvas, ¡acude ya al veterinario! Además del problema que pudiera tener, no es recomendable dejar que se siga lamiendo compulsivamente, ya que empeorará todo y además acabará teniendo bolas de pelo en el estómago.

Una vez en la clínica, el veterinario hará las pruebas necesarias para determinar la causa de esa alopecia; esto es muy importante, ya que el tratamiento variará en función de qué la esté causando. Por ejemplo, si son parásitos, habrá que poner un parasitario; si es un problema de comportamiento, como estrés o ansiedad, podría ser necesario realizar cambios en su rutina o incluso consultar a un etólogo; si es una alergia, habrá que buscar el tratamiento adecuado.

 

¡Recuerda que la caída del pelo en gatos puede incluso ser síntoma de una enfermedad o desequilibrio en su organismo! No esperes más y consulta a tu veterinario.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post