Dieta para gatos obesos

Dieta para gatos obesos, ¿cómo debe ser?

La salud de los gatos con obesidad corre un gran peligro mientras su estado físico no mejore. Por eso, es importante adaptar su alimentación a su necesidad nutricional. Una dieta para gatos obesos es imprescindible para que tu mascota recupere su peso ideal y recupere su salud. ¡Hablamos de ello!

 

¿Por qué es necesaria una dieta para gatos obesos?

Dieta para gatos obesos

Igual que ocurre con las personas, la obesidad repercute gravemente en la salud de los gatos. Hay enfermedades asociadas a la obesidad, como la diabetes, o la hipertensión y otros problemas cardiovasculares. Si tu gato tiene sobrepeso, debes actuar cuanto antes para revertir la situación y reducir el riesgo de que caiga enfermo.

Cuando las personas hacemos dieta, necesitamos acostumbrarnos a unos nuevos hábitos de alimentación. Tendrás que hacer lo mismo con tu gato: si acostumbras a tener el plato del gato siempre lleno para que coma cuando quiera, ¡eso se acabó! Lo ideal ahora es ponerle la comida y dejarla sólo durante un rato; si no se la come, deberá esperar a después. Poco a poco, se acostumbrará a comer cuando tú se lo pones, no en cualquier momento.

Lo ideal es que el gato coma 3 o 4 pequeñas raciones de comida al día, en lugar de uno o dos atracones grandes. Un truco para que baje de peso es poner el pienso en remojo un rato antes de dárselo: absorberá agua y será más saciante, por lo que necesitará comer menos cantidad. Además, estarás dándole un extra de hidratación.

 

Un gato con sobrepeso necesita hacer ejercicio

Un gato con sobrepeso necesita hacer ejercicio

Una de las razones por las que los gatos comen compulsivamente es el aburrimiento. Por eso, tendrás que pasar tiempo con tu gato, jugar con él para que no coma por no tener nada que hacer; además, estarás fomentando que haga ejercicio, lo cual es fundamental para perder peso.

¡Usa tu imaginación! Utilizar juguetes para cazar es muy buena idea, pero puede que no capte su interés durante demasiado tiempo. Entonces, tendrás que ir innovando. ¡Sé creativo! Puedes comprar una caña de pescar para gatos, poner comida en lugares altos de casa para que los pueda coger, hacerle subir y bajar escaleras… Otra opción muy buena, si te lo puedes permitir, es adoptar a otro gatito más. Relacionarse con un nuevo amigo favorecerá la actividad y el ejercicio.

 

Dieta para gatos obesos

La dieta para gatos obesos puede consistir en un pienso bajo en calorías. Sin embargo, estos no se deben dar durante demasiado tiempo, ya que carecen de los nutrientes que su pelo y su piel necesitan para mantenerse en buen estado. Para una temporada de bajada de peso son ideales.

Ten en cuenta que debes llevar a tu gato al veterinario y seguir siempre las recomendaciones que te dé sobre su dieta, lo que damos nosotros es información general, pero cada gato tiene unas características y necesidades diferentes. No cambies radicalmente la dieta de tu gato por tu cuenta.

Dieta para gatos obesos

Alternar pienso con dieta casera

Una opción es alternar el pienso bajo en calorías con una dieta natural. En cualquier caso, esta otra opción de dieta para gatos obesos te la recomendaría el veterinario si es lo mejor para tu mascota, personalizándola lo máximo posible.

Un ejemplo de dieta casera para gatos obesos es:

Ingredientes

  • 500 gramos de calabaza
  • 2 huevos
  • 200 gramos de carne picada (ave o ternera)
  • 2 zanahorias
  • 100 gramos de hígado de vaca
  • 100 gramos de hígado de pollo
  • 100 gramos de guisantes

Elaboración

  1. Hierve las verduras y los huevos.
  2. En una sartén, cocina levemente los hígados de pollo y vaca.
  3. Pica en pequeños daditos y echa todo lo anterior en un bol.
  4. Añade al bol la carne picada. Puedes cocinarla un poco o echarla cruda directamente, pero si eliges lo segundo, te recomendamos que siempre congeles previamente las carnes para eliminar bacterias.
  5. Si lo deseas, puedes añadir una lata de atún sin aceite ni sal, le aportará Omega 3.
  6. Mezcla todo hasta que sea una masa homogénea. Ahora sólo tendrás que formar bolas con la masa y guardarlas en el congelador por separado. Así podrás ir dándoselas al gato según convenga.

¡Recuerda! Cuando prepares comida casera para tus mascotas, no utilices sal, aceite ni especias de ningún tipo. ¡No son buenos para su salud!

 

Seguir una dieta para gatos obesos es fundamental si queremos que nuestro gato tenga una buena salud y calidad de vida. Recuerda que tu veterinario tiene que hacer un seguimiento del proceso para introducir cambios según sea necesario.

 

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post