amiloidosis canina

Todo sobre la amiloidosis canina

La amiloidosis canina puede darse en todo tipo de perros. De hecho, no es una enfermedad exclusiva de esta especie, sino también de los gatos. ¿Sabes cómo les afecta? Quédate a leer este artículo de Wakyma y entérate de todo.

Qué es la amiloidosis canina

Qué es la amiloidosis canina

La amiloidosis en perros es una glomerulopatía provocada por una acumulación de sustancias amiloides en el glomérulo renal. En el caso de los gatos, también puede ocurrir en la médula renal.

El amiloide A es una proteína de fase aguda. Los depósitos de amiloides tienen propiedades ópticas y de tinción rojiza.

En la mayoría de los casos, la amiloidosis canina y felina suele ser reactiva, es decir, es una enfermedad secundaria consecuencia de otras patologías. La amiloidosis en perros generalmente va asociada a enfermedades crónicas, de modo que la proteína amiloide A crece constantemente.

La amiloidosis canina es una enfermedad más habitual en perros adultos o ancianos, o bien en cachorros que la hayan heredado. Algunas razas propensas a la amiloidosis son los perros shar pei y los gatos abisinios. Las hembras son algo más sensibles.

Síntomas de la amiloidosis canina

Síntomas de la amiloidosis canina

La amiloidosis canina es una enfermedad grave con un mal pronóstico. El promedio de supervivencia de los perros enfermos de amiloidosis no pasa de los 20 meses.

Hay muchos síntomas asociados a la amiloidosis en perros:

  • Síndrome de uremia con anorexia
  • Depresión
  • Adelgazamiento excesivo
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Tromboembolismo pulmonar hasta en un 40% de los perros
  • Paresia
  • Ascitis
  • Edema subcutáneo por hipoalbuminemia infrecuente
  • Proteinuria constante
  • Síndrome nefrótico con caquexia
  • Deshidratación
  • Anemia no regenerativa
  • Linfopenia
  • Leucocitosis neutrofílica
  • Hipoproteinemia 8
  • Hiperproteinemia (más frecuente en gatos)
  • Azotemia
  • Hiperfosfatemia
  • Hipercolesterolemia
  • Hipoalbuminemia
  • Glucosuria normoglicémica
  • Cilindros hialinos y granulosos
  • ITU secundaria (40% de los casos caninos)

El tratamiento de la amiloidosis en perros

El tratamiento de la amiloidosis en perros
(Foto via: adiestramientocanino)

Lo más importante al hacer frente a la amiloidosis en perros es tratar la causa primaria inflamatoria o neoplásica, tratar el IRC, el síndrome de uremia, la trombosis y el edema.

Cuando la amiloidosis se detecta en sus primeras fases, puede ser útil tratarla con DMSO, pero este tratamiento no es apropiado para enfermedades muy desarrolladas. La colchicina también puede prevenir el desarrollo de una amiloidosis reciente y establecer de nuevo las funciones renales, siempre y cuando el animal tenga síndrome nefrótico sin fallo renal claro.

Etiquetas: , , , , ,
Post Anterior Siguiente Post