(Foto vía: animalmascota)

Depósitos de proteína en el hígado o amiloidosis en perros

La amiloidosis en perros es un trastorno en el que una proteína, llamada amiloide, comienza a acumularse adherida a distintos tejidos internos. A menudo es una consecuencia secundaria de otras enfermedades, aunque algunas razas, como el sharpei, el foxhound inglés o el beagle pueden tener amiloidosis de nacimiento. Te contamos de qué se trata.

 

Causas de la amiloidosis en perros

Causas de la amiloidosis en perros

La amiloidosis canina puede deberse a causas muy diferentes:

  • Problemas genéticos y/o de herencia familiar
  • Infecciones crónicas
  • Neutropenia cíclica
  • Inflamaciones crónicas
  • Endocarditis bacteriana
  • Tumores malignos

Si tu perro tiene alguna de estos problemas de salud, ¡podrían acabar en amiloidosis canina!

 

Síntomas de la amiloidosis en perros

Síntomas de la amiloidosis en perros
(Foto vía: expertoanimal)

Aunque pueden variar de un caso a otro, los síntomas de la amiloidosis más típicos suelen ser:

  • Hinchazón de los corvejones y fiebre, especialmente en los perros de raza shar pei
  • Inflamación articular, síntomas de meningitis y dolores en el caso de los perros de raza akita
  • Falta constante de energía y de interés por la actividad física
  • Anorexia, que en el caso de los perros se identifica por una falta total de apetito, el perro se niega a comer
  • Sed constante y orina excesiva
  • Vómitos
  • Piel pálida
  • Abdomen hinchado por presencia de sangre o líquido abdominal
  • Ictericia (coloración amarillenta) en la piel y los ojos
  • Dolor articular
  • Hinchazón generalizada
  • Molestias abdominales
  • Dolor de cabeza y malestar general

Si tu perro tiene varios de estos síntomas, debes acudir al veterinario cuanto antes para que diagnostique si se trata de amiloidosis canina.

 

Tratamiento de la amiloidosis en perros

Tratamiento de la amiloidosis en perros
(Foto vía: expertoanimal)

Una vez en la clínica, el veterinario realizará las pruebas necesarias para concluir si se trata de un caso de amiloidosis. Se trata de una enfermedad que no tiene cura, ya que se vuelve crónica, pero se pueden tomar medidas para que el perro recupere su bienestar y vida normal.

Las transfusiones de sangre suelen ser necesarias, fluidoterapia para prevenir la deshidratación y se planificará una dieta a su medida. Si la afección del hígado es grave, puede ser necesario recurrir a una cirugía.

Aunque a menudo el tratamiento palia los síntomas, la amiloidosis canina es de pronóstico reservado y delicado. Un shar pei afectado, siendo optimistas, puede sobrevivir dos años después del tratamiento. En todo caso, el veterinario prograrmará revisiones periódicas para ir controlando el estado y funcionamiento de los órganos internos.

 

La amiloidosis en perros puede ser muy grave, pero con un diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado puedes devolverle la esperanza a tu peludo. ¡No dudes en acudir al veterinario!

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post