Cómo cepillar a un perro. Aprende a peinarlo paso a paso.

¿Cómo cepillar a un perro? Aprende a peinarlo paso a paso

Saber cómo cepillar a un perro es muy importante, ¡no sólo si tienes un perro de pelo largo! Aunque los de más melenas necesitan cepillados más frecuentes, esto no significa que a los de pelo corto no haya que peinarlos. ¡Todos los perros necesitan cepillados para deshacer nudos y eliminar pelo muerto! Aprende cómo hacerlo en este post.

 

Cómo cepillar a un perro

Cómo cepillar a un perro
(Foto via: diaadia.viapais)

Es muy importante que tomes el cepillado de tu perro como un hábito, no algo excepcional. Así, él se sentirá más cómodo, reducirás la cantidad de nudos, evitarás problemas de piel y además tu casa estará más limpia. Especialmente si tienes un perro que pierde mucho pelo, cepillarlo es la manera de evitar encontrarte pelos suyos por toda la casa. Tendrás que incrementar la frecuencia de cepillado en primavera y otoño.

No sólo tienes que acostumbrarte tú, sino también tu perro. Si quieres saber cómo cepillar a un perro de forma fácil, lo primero que debes tener claro es que debes acostumbrarlo a las sesiones de peinado desde cachorro. Así poco a poco se sentirá más cómodo y será más fácil hacerlo.

Ahora vamos a ver cómo cepillar a un perro realmente:

 

1. Busca la postura más cómoda para ambos

Si tienes un perro pequeño, lo ideal es sentarlo sobre tu regazo. Si es mediano o grande, lo mejor es que tú te sientes en una silla a su lado, mientras él está sentado o de pie.

 

2. Elige la herramienta adecuada

2. Elige la herramienta adecuada
(Foto vía: brooksbymelton)

Existen multitud de cepillos para peinar a los perros. De cerdas naturales, de metal, en forma de guante… Además, no son igual para perros de pelo corto que largo. ¡Elige el más apropiado para tu mascota! Elegir el cepillo adecuado facilita la tarea, mejora los resultados y hace que el perro se sienta más cómodo durante el proceso.

 

3. Cepilla a favor del pelo

Siempre. ¡Nunca le peines a contrapelo! Comienza por la cabeza, para seguir por los laterales, el lomo y las patas, dejando la cola para el final.

Deshaz bien todos los nudos, ¡pero sin tirones! Sé cuidadoso para no hacerle daño o conseguirás que vea el peinado como una experiencia negativa. Al terminar, dale una buena galleta.

Si llevas demasiado tiempo sin peinar a tu perro y tiene demasiados nudos, puede que necesites varias sesiones de cepillado para deshacerlos todos. Si lo quieres hacer todo en una sesión, quizás tardes demasiado, le hagas daño… total, tu perro acabará desesperado. ¡Ten paciencia y ve poco a poco hasta terminar!

 

¡Ya sabes cómo cepillar a un perro! Es realmente sencillo, pero muy importante. Hazlo con frecuencia y evitarás los nudos imposibles y los montones de pelo por tu casa.

 

Para más información te recomendamos que descargues nuestra app con noticias, curiosidades y todo lo que necesitas para cuidar a tu mascota ¡No te lo pierdas!

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post