Cómo enseñar a un perro a sentarse

Cómo enseñar a un perro a sentarse, ¡paso a paso!

¿Acaba de llegar a tu hogar un nuevo cachorro? ¡Es una excelente noticia! Te hará feliz y te regalará incontables momentos inolvidables. A cambio, sólo te pedirá cariño y muchos cuidados, entre ellos una buena educación. Pero… ¿por dónde empezar? Una de las órdenes más básicas es enseñar a un perro a sentarse. ¡Te damos las claves para conseguirlo fácilmente!

 

Cómo enseñar a un perro a sentarse

Cómo enseñar a un perro a sentarse

Enseñar a un perro a sentarse es fundamental para posteriormente conseguir enseñarle muchas otras pautas de comportamiento, juegos y trucos. Tanto si es cachorro como si es adulto y aún no sabe, verás que no es realmente difícil conseguir que se siente. ¡Vamos a ver cómo se hace!

  1. Importante: usa el refuerzo positivo. Tanto para esta lección de adiestramiento como para cualquier otra, en Wakyma siempre recomendamos recurrir al refuerzo positivo, ya que es la forma ideal de conseguir mantener el interés del perro en aprender y da muy buenos resultados. Los castigos, por el contrario, les asustan, frustran e incluso los pueden volver agresivos.
    Hazte con unas galletas o golosinas para perros de calidad que le encanten y… ¡a empezar!
  2. Coge una galleta o trozo de barrita para perros en tu puño y deja que lo detecte y lo huela, pero no le dejes cogerlo: se trata de captar su atención y su interés.
    Ahora que tienes su atención, vamos a comenzar a enseñar a un perro a sentarse: traza con tu brazo una línea imaginaria por encima de su cabeza, avanzando hacia la cola; esto siempre con el puño cerrado albergando el premio.
  3. Sin darse cuenta, por no perder el rastro de la golosina, el perro querrá seguir tu mano con la cabeza, de modo que la levantará y acabará sentado. En el momento que lo haga, di bien clara la palabra clave que hayas escogido para que comience a relacionarla con esa acción. Puede ser “sit”, “sienta”… la que quieras. Pero recuerda, debe ser corta, concisa y clara.
    Si en un primer momento no funciona y lo que tu perro hace es intentar perseguir tu mano dándose la vuelta, di “no”, capta su atención de nuevo y vuelve a empezar. No tardarás mucho en conseguir que se siente.
  4. Una vez hayas conseguido que se quede como quieres, para enseñar a un perro a sentarse harán falta numerosas repeticiones del ejercicio. Así, poco a poco irá asociando la palabra clave con la acción y podrás prescindir del gesto con el brazo.

 

Consejos para enseñar a tu perro órdenes básicas

Consejos para enseñar a tu perro órdenes básicas

Tanto si quieres enseñar a un perro a sentarse como a cualquier otra cosa, es necesario que tengas claras algunas pautas:

  • Como decíamos, utiliza siempre el refuerzo positivo. No te centres en castigar sus fallos, sino en premiar sus aciertos. Los premios no tienen por qué ser sólo comida, unas caricias, palabras amables o el entrenamiento con clicker son también opciones excelentes.
  • Busca siempre un buen lugar y momento para las sesiones de adiestramiento, donde tu perro se sienta cómodo, esté seguro y no haya estímulos que le puedan distraer.
  • Cuanto antes comiences la educación de tu mascota, más fácil será. Especialmente si quieres corregir malos comportamientos, cuanto más tardes en hacerlo, más arraigados estarán.
  • Ten paciencia, las cosas no se aprenden en una tarde. Dedica todos los días un rato a educar a tu perro y pronto empezarás a ver resultados.
  • Tampoco quieras agobiarle. Empieza por lo más básico y no le presiones. Basta con una sesión diaria de unos 10 minutos para empezar; según vaya aprendiendo cosas, podrás ir incrementando la dificultad de las lecciones, pero nunca fuerces a tu perro: se cansará y conseguirás que lo vea como algo negativo.
  • Recuerda elegir palabras clave sencillas y muy diferentes unas de otras para que no se confunda.

Descubre cómo enseñar a tu perro a tumbarse.

Enseñar a un perro a sentarse es una de las más básicas pautas de comportamiento, ya que será útil además para que luego pueda aprender cosas más complejas. ¡Échale paciencia y ganas, pronto lo conseguirás!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post