Cómo enseñar a un perro a obedecer

Cómo enseñar a un perro a obedecer: 10 consejos para lograrlo

La llegada de una nueva mascota al hogar es una excelente noticia, pero también es el inicio de una gran responsabilidad. Si adoptas a una mascota, desde el primer día debes trabajar para educarla y socializarla de la forma adecuada; ¡es fundamental para poder vivir felices juntos! Pero a veces es un poco complicado saber por dónde empezar, saber cómo enseñar a un perro a obedecer. ¡No te preocupes! Tenemos los consejos que necesitas.

 

Cómo enseñar a un perro a obedecer

Cómo enseñar a un perro a obedecer

La educación de un perro lleva tiempo, pero si sabes cómo llevar bien el proceso, será agradable, sencillo y muy satisfactorio. ¿No sabes cómo enseñar a un perro a obedecer? Estas son nuestras mejores recomendaciones:

  1. Haz de la obediencia algo rutinario, no excepcional. Si tus interacciones con tu mascota son una forma de aprendizaje, ¡cada día avanzará más en obediencia! Por ejemplo, no le regales cariño: utiliza las caricias y premios no sólo como muestra de afecto, sino como premio por un buen comportamiento o avance en su aprendizaje.
  2. Educa desde el primer día. Los cachorros son como esponjas, todo lo que les rodea les sirve para aprender y formar su carácter. Por eso, cuanto antes empieces a enseñarle cosas, más receptivo estará y más fácil será conseguirlo. De todos modos, por supuesto es posible educar a un perro adulto, es sólo un poco más complicado porque ya tiene comportamientos arraigados. ¡Pero se puede!
  3. Comienza por enseñarle su nombre, es fundamental que lo aprenda para poder captar su atención cuando sea necesario.
  4. Ten paciencia y sé constante: el aprendizaje es un proceso, no pretendas que tu perro aprenda en una tarde.
  5. Empieza por las órdenes más básicas y útiles, como sentarse y tumbarse. Cuando las domine, podrás utilizar ese aprendizaje para enseñarle cosas más complejas.
  6. Utiliza el refuerzo positivo. Si cada vez que obedece o hace algo bien le das un premio, una caricia o una palabra amable, percibirá sus comportamientos como algo bueno y será más fácil que los repita.
  7. Cuando le estés enseñando algo nuevo, no le des el premio antes de que haga lo que quieres. Ayúdale a entenderte con gestos, comprenden muy bien el lenguaje corporal.
  8. No le agobies. Sobre todo al principio, unos 10 minutos de adiestramiento al día son suficientes. Además, intenta elegir momentos en los que esté activo, receptivo y contento. Nunca le obligues a ir más allá si ves que está cansado o incómodo, harás que pierda el interés por aprender.
  9. Nunca castigues ni pegues a tu perro, cuando hace algo mal no es para fastidiarte, ¡es porque está aprendiendo! Céntrate en premiar sus avances más que en castigar sus fallos, eso le motivará a seguir.
  10. Muéstrate como el líder de la manada, pero no le pierdas el respeto. Si quieres que él te respete, haz tú lo mismo.

 

Estos consejos pueden parecer muy obvios, pero a veces son las cosas más evidentes las que nos pasan desapercibidas. ¡Ya sabes cómo enseñar a un perro a obedecer! ¿Le has echado un ojo a nuestros artículos sobre cómo enseñar a un perro a sentarse y tumbarse?

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post