Cómo educar a un gato

Cómo educar a un gato: los consejos que necesitas para lograrlo

Los gatos tienen fama de ser animales independientes, cabezotas, de ir a su bola completamente, incluso de tomar el rol de líder y mangonear a su dueño. Pero eso no es verdad; de hecho, bueno, eso puede pasar con cualquier mascota, no sólo con los gatos, si no la educas bien. ¿Cómo educar a un gato de forma fácil para evitar malos comportamientos y tener una buena convivencia? ¡Te damos los consejos necesarios!

 

Cómo educar a un gato en obediencia, ¿se puede?

Cómo educar a un gato en obediencia

Realmente, un gato no es como un perro. Los gatos son animales independientes y territoriales, por lo que no conocen la sumisión; no aspires a educar a tu gato en obediencia, no vas a conseguir enseñarle órdenes para sentarse, venir o dar la patita como harías con un perro.

Los gatos no tienen un carácter social y por tanto no atienden a jerarquías, no necesitan, como los perros, un líder al que seguir para sentirse cómodos. Sin embargo, esto no significa que no se puedan corregir los malos hábitos de un gato doméstico. Vamos a ver cómo lograrlo.

 

Cómo educar a un gato para corregir malos comportamientos

Cómo educar a un gato para corregir malos comportamientos

Para que la convivencia con una mascota sea armoniosa y una experiencia positiva, es necesario conseguir que el animal acate ciertas normas básicas de comportamiento. En el caso de los gatos, los problemas de conducta más habituales son los arañazos en los muebles, el subirse por todas partes (mesas, estanterías), lo que además puede suponer un peligro, o bien hacer sus necesidades fuera de la caja de arena.

Para evitar que tu gato haga este tipo de cosas, es importante que utilices el refuerzo positivo cuando tu gato se esté comportando bien: caricias, palabras con tono amable, recompensas de comida. Además, puedes utilizar llamarlos métodos disuasorios, si pillas a tu gato cometiendo una trastada indeseable: emitir un leve sonido que le moleste o rociar el mobiliario con olores desagradables puede ser de gran ayuda.

Es muy importante que comiences la educación de tu gato desde que es cachorro. En caso de que hayas adoptado a un gato adulto, es posible que ya esté educado, pero si no lo está, igualmente deberás comenzar el proceso desde el primer día que entre en casa.

Algo muy importante sobre cómo educar a un gato que debes tener en cuenta es que es muy necesario intentar minimizar al máximo su instinto de caza; si no lo haces, puedes estar seguro de que escapará constantemente, te traerá “regalos” inesperados a casa y arañará todo cuanto encuentre. Para aliviar su necesidad de arañar, es recomendable comprar un rascador y juguetes con los que pueda liberar su energía.

 

El entorno y el estilo de vida, fundamentales para educar a un gato

educar a un gato

Darle a tu mascota un entorno y un estilo de vida agradables, un ambiente seguro y una buena salud, ayudarán en gran medida a fomentar su buen comportamiento. Un gato feliz es un gato tranquilo y educado.

Tu gato necesitará una serie de elementos en su entorno para vivir cómodo: su rascador, lugares a los que sí le esté permitido subir y pueda hacerlo sin riesgo de accidentes, juguetes, su arenero, comida… Si no quieres que se suba a los muebles, en tiendas de mascotas encontrarás artilugios específicos para este fin. Lo que no podemos pretender es anularle por completo al gato su instinto y naturaleza curiosa: tu gato necesita arañar y trepar, lo importante es enseñarle dónde puede y no puede hacerlo.

Recuerda que la alimentación es muy importante para la felicidad de tu gato, es fundamental darle una dieta sana y equilibrada para que tenga una buena salud. Un gato saludable es menos probable que desarrolle problemas de ansiedad y con ello, comportamientos indeseados en el hogar.

 

¡Ya sabes cómo educar a un gato! ¿Creías que era imposible? Realmente no es difícil, la clave está en darle una vida cómoda y de calidad, además de ser paciente y comprensivo durante el proceso de educación.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post