Te contamos cómo enseñar a un perro a tumbarse

Te contamos cómo enseñar a un perro a tumbarse

Saber cómo enseñar a un perro a tumbarse es muy importante si eres novato en esto de tener mascota. Es una de las lecciones más básicas de comportamiento y es necesario que la aprenda lo antes posible. Además de hacer que se comporte correctamente, tumbarse ayudará a enseñar a tu perro a aprender otras órdenes más complejas más adelante. Pero ¿cómo conseguirlo? ¡Lo vemos!

 

Cómo enseñar a un perro a tumbarse

Antes de saber cómo enseñar a un perro a tumbarse, si no lo has hecho ya, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro artículo sobre cómo enseñar a un perro a sentarse. Lo ideal es enseñarle primero a sentarse y después a tumbarse, aunque ambas órdenes son más o menos igual de sencillas.

Descubre cómo enseñar a tu perro a sentarse.

Te contamos cómo enseñar a un perro a tumbarse

¿Tu perro ya se sabe sentar? ¡Comencemos con la lección de tumbarse!

  1. Lo primero que debes hacer, tanto para enseñar a tu perro a tumbarse como a cualquier otra cosa, es tener paciencia. Ten claro que todo aprendizaje lleva tiempo, y además no todos los perros aprenden al mismo ritmo. Educar a tu perro llevará tiempo y esfuerzo, ¡pero no desistas! El resultado será genial.
  2. ¿Cómo enseñar a un perro a tumbarse? Toma en tu mano una golosina para perros y pídele que se siente. ¡Ya debe tener esa orden bien interiorizada! Acerca tu mano a su hocico para que huela la golosina, ¡pero no dejes que la coja! Ve bajando tu mano hacia el suelo, él seguirá el rastro y, sin darse cuenta, acabará tumbado.
  3. En el momento en que se tumbe, tocará decir bien clara la palabra que quieres que asocie con la orden de tumbarse. Puede ser “tumba”, “down”, lo que quieras, pero recuerda que debe ser una palabra corta y sencilla. Es importante que elijas bien, ya que no puedes andar cambiándola después.
  4. Cuando esté tumbado, dale la golosina. Comenzará a asociar ese buen comportamiento con el refuerzo positivo y fomentarás que lo repita.
  5. ¿Tu perro baja la mirada para seguir tu mano pero no se tumba? Prueba a enseñarle un poco más la golosina. Si no funciona, haz un gesto en su lomo, empujando muy suave hacia abajo. ¡Pero con mucho cuidado!
  6. Tendrás que hacer varias repeticiones hasta que lo interiorice. Recuerda usar el refuerzo positivo, pero cuando ya lo haya aprendido podrás empezar a pedírselo sin necesidad de darle golosinas.

 

¡Recuerda! No sólo es importante saber cómo enseñar a un perro a tumbarse, también hay que ser constante y practicar las lecciones cada día. Tampoco canses a tu perro o se aburrirá y perderá interés. Con 10 o 15 minutos diarios de entrenamiento es suficiente. ¡Ánimo! Lo conseguirás antes de lo que crees.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post