Cómo entrenar a mi perro para traer la pelota

Cómo entrenar a mi perro para traer la pelota, paso a paso

¿Cómo entrenar a mi perro a traer la pelota? El juego es una parte fundamental de la educación de las mascotas, mantiene a los perros motivados, se divierten y ejercitan al tiempo que aprenden y refuerzan el vínculo con su propietario. Por eso, es muy importante que enseñes a tu perro a desenvolverse en juegos, como por ejemplo el clásico de traer la pelota. Vamos a ver cómo hacerlo.

Cómo entrenar a mi perro a traer la pelota

Cómo entrenar a mi perro a traer la pelota

Para que tu perro aprenda el juego de traer la pelota, hay que entender las 4 fases o acciones distintas que componen este ejercicio. Cuando tú le lanzas la pelota, tu perro tiene que:

  • Ir a por ella
  • Cogerla
  • Traértela de nuevo
  • Soltarla para que la cojas

Esto implica que este juego, a pesar de ser sencillo, tiene cierta complicación a la hora de enseñarlo. Las dos primeras fases son sencillas, ya que son prácticamente instintivas para el perro. Cuando ve algo que se mueve, su reflejo es ir detrás y atraparlo. La parte complicada viene en la tercera y cuarta fase, ya que los perros tienden a quedarse la pelota como una presa y no quieren deshacerse de ella.

Si tu perro ni siquiera corre detrás de la pelota, es que no ha despertado suficiente interés en él. Para lograrlo, debes jugar con tu perro y la pelota un rato primero, sin soltarla. Con tu perro sentado, agítala frente a su hocico, deja que la coja y se familiarice con ella… capta su interés. Poco a poco tu perro se motivará y querrá seguir jugando con ella cuando la lances.

Cómo entrenar a mi perro a traer la pelota

Qué hacer cuando coja la pelota lanzada

Cuando tu perro coja la pelota por primera vez, di alto y claro la palabra clave elegida, como por ejemplo “toma”. No tardará en asociarla con el gesto de atrapar la pelota y lo hará cada vez que se lo digas; pronto podrás decir toma al lanzarla y correrá a por ella.

Ahora toca aprender a soltarla. Si la suelta sin que tú se lo hayas pedido, será algo casual y no cuenta como aprendizaje; igualmente, debe aprender a asociar ese gesto con una orden, como por ejemplo “suelta”.

No conviene que le saques tú mismo de la boca la pelota, ya que así entendería que siempre debe esperar a que tú se la quites. La clave es la paciencia: debes poner tu mano bajo su hocico y decir “suelta”, esperando a que te la devuelva. Llevará algo de tiempo y práctica, pero lo lograrás.

 

Mi perro coge la pelota pero no viene o la suelta antes de tiempo

Si tu problema es que tu perro sólo corre hacia la pelota pero no la coge, o que la coge pero se va a su aire y no te la devuelve, deberás aplicar otra lección. Si no la coge, deberás desplazarte hasta donde esté y darle la orden “toma”.

Si la coge pero no te la trae, aplica la orden que le hayas enseñado para que venga hacia a ti. ¡Es una de las lecciones más básicas de adiestramiento canino!

 

El juego de la pelota requiere tiempo y dedicación, pero se vuelve uno de los pasatiempos más gratificantes para las mascotas. ¡Merece la pena enseñarle a jugar!

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post