Todo sobre el gusano del corazón en perros

Todo sobre el gusano del corazón en perros

El gusano del corazón en perros es una de las enfermedades parasitarias más graves que pueden sufrir estos animales. Además, es bastante más común de lo que imaginas. ¿No sabes en qué consiste y qué le produce a tu perro? Sigue leyendo este post, te contamos todo con detalle.

 

Qué es el gusano del corazón en perros

Qué es el gusano del corazón en perros

El gusano del corazón es el Dirofilaria immitis, un parásito que al entrar en los perros llega al corazón y los pulmones y se establece ahí. Suelen ubicarse en los vasos sanguíneos de los pulmones y en el ventrículo derecho del corazón y pueden llegar a medir hasta 20 cm de longitud.

Según van creciendo y reproduciéndose, cada vez invaden más el cuerpo del perro y entorpecen el corriente sanguíneo, poniendo en peligro su vida. En casos extremos, un perro con una grave infestación puede llegar a tener más de 100 gusanos del corazón en su cuerpo, aunque en la mayoría de casos el número es muy inferior.

Los gusanos se alimentan de los nutrientes de su sangre y pueden llegar a vivir alrededor de 7 años dentro del perro. Si no se trata, acaban matando al perro por paro cardíaco.

 

Síntomas del gusano del corazón en perros

Síntomas del gusano del corazón en perros

En la mayoría de los casos, el gusano del corazón en perros no da síntomas cuando el perro lo acaba de contraer, sino que tarda un tiempo. Una vez aparecen, los síntomas suelen ser:

  • Intolerancia al ejercicio, se cansa enseguida
  • Ritmo cardíaco elevado
  • Tos blanda
  • Dificultades respiratorias
  • Hemorragias por la nariz y la boca
  • Apatía
  • Pérdida de peso
  • Falta de apetito
  • Desmayos
  • En casos avanzados, todo el organismo se ve afectado: anemia, fallo renal, problemas hepáticos y de coagulación…

 

Tratamiento del gusano del corazón en perros

Tratamiento del gusano del corazón en perros

La enfermedad del gusano del corazón en perros es grave, pero si se detecta a tiempo se puede tratar. No existe un tratamiento único, sino que se administra según la gravedad de cada caso; por un lado se aplica un tratamiento para acabar con los gusanos y las larvas y por otro los correspondientes para curar los daños que este parásito haya ocasionado a los diferentes órganos.

Es un tratamiento largo y costoso, aunque suele dar resultado si se comienza en una etapa leve del proceso. Sin embargo, lo mejor es siempre la prevención por medio de la desparasitación interna de nuestras mascotas.

 

¡Recuerda desparasitar por dentro y por fuera a tu perro siempre que le toque! Le librarás de muchos problemas.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post