Todo sobre la insuficiencia cardíaca en perros

Todo sobre la insuficiencia cardíaca en perros

La insuficiencia cardíaca en perros es uno de los problemas de corazón más frecuentes entre los canes. Según se van haciendo mayores, el riesgo de que sufran esta dolencia es cada vez más grande; sin embargo, llevar una vida normal es posible para un perro con insuficiencia cardíaca si esta condición se detecta y se trata a tiempo. ¿Cómo lograrlo? Hablamos de ello.

 

Síntomas de la insuficiencia cardíaca en perros

Síntomas de la insuficiencia cardíaca en perros

La insuficiencia cardíaca congestiva es una patología que los perros corren riesgo de sufrir al envejecer, ya que las paredes de su corazón se van debilitando y no tiene la fuerza necesaria para bombear suficiente sangre a todo el organismo, provocando una falta de oxígeno. Sin embargo, esto no quiere decir que les ocurra sólo a los perros ancianos, de hecho puede ocurrirle a cualquier perro en cualquier momento.

¿Cuándo debes sospechar que tu perro tiene insuficiencia cardíaca? Los síntomas más claros son:

  • Tos constante
  • Irregularidad respiratoria; en algunos casos se dan dificultades para respirar, mientras que en otros, por el contrario, respiran de forma demasiado acelerada
  • No tolera como antes el juego y el ejercicio
  • Se cansa antes y está agotado casi de continuo
  • Desmayos. Esto es señal de falta de oxígeno en el cerebro, si tu perro se desmaya acude de inmediato al veterinario
  • Encías y lengua azul
  • Abdomen hinchado debido a una acumulación de líquidos

Si detectas algunos de estos síntomas en tu perro (pueden no darse todos), es importante que pidas consulta al veterinario para diagnosticar el problema cuanto antes.

 

¿Por qué se da la insuficiencia cardíaca en perros?

insuficiencia cardíaca en perros

Igual que nos ocurre a las personas, es normal que en ciertos momentos, especialmente en edades avanzadas, ciertas funciones del organismo de los perros empiecen a fallar. Sin embargo, en el caso de la insuficiencia cardíaca, no sólo ocurre por vejez, otras veces es por problemas congénitos o a diferentes fallos del corazón. Otras causas de la insuficiencia cardíaca en perros son:

  • Tumores
  • Gusano del corazón
  • Endocarditis y otros problemas en las válvulas del corazón
  • Problemas en las paredes del corazón
  • Líquido retenido alrededor del corazón
  • Presión arterial alta

 

Tratamiento y cuidados de un perro con insuficiencia cardíaca

Tratamiento y cuidados de un perro con insuficiencia cardíaca

El tratamiento de la insuficiencia cardíaca en perros depende de su causa. Por ejemplo, si es consecuencia de alguna patología, se pondrá el tratamiento adecuado para curarla y con ello la insuficiencia mejorará o desaparecerá; si se trata de un problema genético, es probable que haya que recurrir a una cirugía. En muchos casos, cuando la causa es la vejez, esta patología no tiene solución y el tratamiento se basa en reducir síntomas para mejorar su calidad de vida lo máximo posible.

También habrá que realizar intervenciones en función de las necesidades específicas de cada perro: drenar líquido si lo hubiera, administrar oxígeno… En la mayoría de casos es necesaria una hospitalización para intentar estabilizar la situación. Una vez salga del hospital, tendrás que realizar cambios para adaptar su vida a esta nueva condición:

  • Habrá que reducir el ejercicio físico. No hay que eliminarlo por completo, sino adaptarlo a sus nuevas capacidades.
  • Tendrás que darle su medicación tal y como recomiende el veterinario. Es muy probable que sea medicación de por vida.
  • Cuida su alimentación. Que desarrolle obesidad incrementará muchísimo el daño al corazón.
  • Tendrás que acudir a revisiones periódicas para que el veterinario evalúe su evolución.

 

Un perro con insuficiencia cardíaca puede llegar a tener una esperanza de vida considerable y llevar un día a día prácticamente igual al de cualquier otro perro si le cuidas de la forma adecuada y te adaptas a él. Todas las mascotas necesitan cariño, ¡pero mucho más si están enfermas!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post