Todo sobre la insuficiencia renal en gatos

Todo sobre la insuficiencia renal en gatos

La insuficiencia renal en gatos viene dada por otros problemas primarios relacionados con el sistema urinario, ya sean los riñones o cualquier otra parte. En este artículo descubrirás los factores de riesgo, síntomas y el tratamiento que se les suele poner a los gatos con fallo renal. ¡Empezamos!

 

Factores de riesgo de la insuficiencia renal en gatos

Factores de riesgo de la insuficiencia renal en gatos

Aunque cualquier gato puede padecer insuficiencia renal, sí que es cierto que hay algunos con mayor probabilidad, que puede deberse a diferentes factores:

  • Genética: las razas más propensas a la insuficiencia renal son el siamés, el persa, el birmano, el maine coon, el azul ruso y el abisinio.
  • Medicación de otras enfermedades, como por ejemplo para el cáncer, pueden traer como consecuencia la insuficiencia renal en gatos.
  • Los fallos renales están asociados a otras enfermedades, como por ejemplo los cálculos renales.

Síntomas de la insuficiencia renal en gatos

Síntomas de la insuficiencia renal en gatos

Los síntomas de la insuficiencia renal pueden variar en función de lo que la haya causado y también de la gravedad de cada caso. Suele comenzar con una alteración en la frecuencia, cantidad y aspecto de la orina: el gato intenta hacer pis muchas veces, porque siempre tiene ganas, pero consigue echar muy poco o casi nada cada vez.

Si la cosa se agrava, esto puede conducir a un estado de anorexia, ya que el gato se siente mal y no le apetece comer, vómitos y deshidratación. Su pelo empezará a perder el aspecto sano y estará más frágil, áspero o sin brillo. La halitosis y la palidez extrema son otros dos síntomas típicos de la insuficiencia renal en gatos.

 

Tratamiento de la insuficiencia renal en gatos

Tratamiento de la insuficiencia renal en gatos

Si crees que tu gato tiene insuficiencia renal, es importante que acudas a tu veterinario cuanto antes. Allí le realizarán las pruebas para diagnosticarlo y le tratarán para solucionar el problema si se confirma. Existen dos métodos diferentes de tratamiento de la insuficiencia renal en gatos:

  • Fluidoterapia: se suministran sueros por vía intravenosa para evitar la deshidratación y estabilizar su organismo. Además, favorecerán que el animal pueda orinar para eliminar toxinas; si esto no resulta efectivo, se recurre a medicamentos diuréticos.
  • Diálisis: cuando el otro método no funciona y los riñones están completamente inhabilitados, se practican hemodialisis o dialisis peritoneales.

 

Cuidar a un gato con insuficiencia renal

Cuidar a un gato con insuficiencia renal

La insuficiencia renal en gatos es una enfermedad crónica. Los gatos con insuficiencia necesitarán una dieta especial para intentar mantener el problema lo más estable posible. Existen alimentos para gatos especiales para tratar este problema, ayudan a equilibrar el ph de la orina, previenen los cálculos renales y favorecen el correcto funcionamiento de los riñones.

Además de la alimentación, un gato con cualquier enfermedad necesitará cariño, un ambiente tranquilo y mucha paciencia por tu parte.

 

¿Sabías que los gatos también tienen fallos renales?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post