Todo sobre el envenenamiento en perros

Todo sobre el envenenamiento en perros

Los perros son muy curiosos, siempre quieren oler o probar lo que encuentran para conocerlo. Pero a veces, esta curiosidad puede ser peligrosa, ya que comen cosas que son perjudiciales para ellos, ¡y no siempre podemos vigilarlos! Por si tu perro se pasa de curioso alguna vez, te contamos lo que debes hacer en caso de envenenamiento en perros.

 

Principales causas del envenenamiento en perros

Principales causas del envenenamiento en perros

Inevitablemente, en ocasiones nuestros perros pueden sufrir accidentes e intoxicarse. Reducirás mucho el riesgo de que ocurra si mantienes lejos de su alcance sustancias tóxicas como insecticidas, productos limpiadores del hogar, plantas venenosas o alimentos no apropiados para él.

Pero aun así, puede ocurrir que tu perro se intoxique. El envenenamiento en perros puede darse de tres formas:

  • Vía cutánea: el veneno entra al organismo por contacto y absorción a través de la piel.
  • Vía respiratoria: al inhalar sustancias nocivas, vapores, etc.
  • Por vía oral: el perro ingiere (traga) la sustancia tóxica.

 

¿Qué provoca envenenamiento en perros con más frecuencia?

envenenamiento en perros

Los venenos y tóxicos que más comúnmente afectan a los perros son:

  • Alimentos de consumo humano no aptos para perros: chocolate, golosinas, chicles, xilitol, aguacate, uvas, nueces de macadamia, cebollas y ajos, masas fermentadas…
  • Medicamentos para humanos, especialmente el paracetamol y los antitusígenos.
  • Insecticidas, herbicidas, fertilizantes, pesticidas…
  • Pinturas y baterías de coches.
  • Setas venenosas.
  • Animales venenosos: insectos, serpientes, ranas…
  • Plantas venenosas: flor de Pascua…
  • Productos de limpieza.
  • Antiparasitarios por pulverización, que pueden entrar en sus fosas nasales.
  • Alcohol.
  • Tabaco.

 

Síntomas de envenenamiento en perros

Síntomas de envenenamiento en perros
(Foto via: misanimales)

Cuando un perro se intoxica o envenena, generalmente muestra algunos de los siguientes síntomas:

  • Vómitos y diarreas, a veces con sangre
  • Dolor que muestra con quejidos
  • Depresión, inactividad
  • Estornudos y tos
  • Pupilas dilatadas
  • Temblores, espasmos musculares, convulsiones
  • Hiperactividad
  • Mareos
  • Rigidez muscular
  • Desorientación
  • Parálisis parcial o total
  • Letargo
  • Inconsciencia
  • Fiebre
  • Hemorragias
  • Problemas respiratorios
  • Problemas cardíacos
  • Falta de coordinación
  • Oscurecimiento de mucosas
  • Exceso de sed
  • Orina abundante y frecuente
  • Pérdida de apetito
  • Sarpullidos, inflamaciones y otras señales tópicas

Los síntomas de envenenamiento en perros pueden variar mucho en función de lo que lo haya causado, además también puede variar la intensidad de estos y la tardanza en aparecer: mientras que algunos pueden ser casi inmediatos, otros tardan horas. Debes acudir al veterinario en cuanto los detectes, o incluso antes si sabes que tu perro se ha podido intoxicar con algo.

 

Primeros auxilios para el envenenamiento en perros

Primeros auxilios para el envenenamiento en perros

La visita al veterinario es obligatoria si tu perro se ha intoxicado, pero hay cosas que puedes hacer de forma más inmediata para paliar los síntomas o reducir la gravedad de ese envenenamiento:

  • Si tu perro está muy débil o incluso se ha desmayado, necesitará aire fresco. Llévalo a una zona fresca y bien ventilada.
  • Si ves restos de veneno, retíralos para evitar que su estado empeore. Además. guarda esa muestra para que el veterinario la analice. Si tienes niños u otras mascotas, haz que se queden en otra habitación para evitar contagios.
  • En cuanto hayas estabilizado a tu perro, aprovecha para llamar al veterinario. Si no estás solo, puede hacerlo otra persona para ir agilizando el proceso.
  • Si has podido identificar qué ha causado el envenenamiento de tu perro, dale la mayor cantidad posible de información sobre ese producto al veterinario, eso ayudará a solucionarlo.
  • Basándose en eso, el veterinario te recomendará primeros auxilios específicos que tendrás que poner en práctica. ¡Sigue su consejo!
  • No utilices remedios caseros ni le des de beber antes de saber si es lo apropiado o no, cada envenenamiento puede requerir un procedimiento diferente.
  • Si el veterinario te lo indica, tendrás que inducirle el vómito a tu perro siguiendo sus pautas. Así reducirás el riesgo de intoxicación, aunque parte de ese tóxico ya habrá sido absorbido por el sistema digestivo.
  • Si la intoxicación se ha dado por vía tópica, habrá que limpiar la zona bien, bañar al perro y, si es necesario, cortar el pelo de la zona afectada. Si el tóxico ha tenido contacto con mucosas, también habrá que aclararlas bien.
  • Cuando el perro esté consciente y estabilizado, y a no ser que el veterinario te lo contraindique, podrás darle de beber agua fresca, le ayudará a espabilarse y además diluirá el veneno de su organismo, reduciendo su toxicidad.

Recuerda que, aunque estos consejos son útiles en caso de emergencia, ¡debes hacer siempre lo que te diga el veterinario! Reaccionar con rapidez puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte de un perro intoxicado.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post