Los perros pueden comer uvas

¿Los perros pueden comer uvas? ¿O las uvas son tóxicas para ellos?

Si alguna vez te has preguntado si realmente los perros pueden comer uvas, la respuesta es un rotundo no. Efectivamente, como habrás oído, las uvas son altamente tóxicas para los caninos. Aunque son buenas para nosotros y te cueste creerlo, esto es totalmente cierto.

¿Por qué los perros no pueden comer uvas? El problema está dentro de la uva y también de las pasas, tienen una sustancia altamente tóxica para el organismo canino, pero de la que realmente no se sabe demasiado.

Si tu perro come una uva o dos, no pasa nada, el problema viene cuando ingiere altas cantidades. Las uvas suponen un verdadero peligro cuando el perro come una cantidad superior a 35 gramos de uvas o pasas por cada kilo de su peso, y más aún si el perro ya tiene problemas previos de salud. Así, por ejemplo, que un perro de 12 kilos coma medio kilo de uvas puede suponer un peligro para su salud.

Por supuesto, cada perro es un mundo. Dependiendo de su resistencia, constitución y otros factores, se reaccionará de forma diferente al peligro de que un perro coma uvas. Aunque como decimos, no se sabe mucho, se ha observado que el consumo de uvas y pasas provoca en los perros daños en los riñones, llevando a fallos renales.

 

Por qué los perros no pueden comer uvas

(Foto via: kingwestvets)

Por qué los perros no pueden comer uvas

Al comer uvas o pasas, el malestar del perro comienza en el estómago y el intestino y posteriormente evoluciona a insuficiencia renal.

Lo normal es que el perro vomite dentro de las dos horas tras haber comido uvas. Después comienza la diarrea y estado aletargado, con una sensación constante de mucha sed. Después de las 24 horas aparece el fallo renal, que se puede agravar en los días posteriores.

El perro siente dolor de tripa, pierde el apetito y se siente deprimido por el malestar. Los vómitos pueden continuar, además de temblores. Se produce hipovolemia, una reducción del plasma sanguíneo y el perro orina con menos frecuencia.

Qué hacer si tu perro come uvas

Qué hacer si tu perro come uvas

(Foto via: dog time)

Seguramente ya hayamos respondido sobradamente a tu pregunta de si los perros pueden comer uvas, pero probablemente ahora te haya surgido una nueva pregunta… ¿Y si las come por accidente? ¿Qué hago?

Lo primero que debes hacer si tu perro come uvas es inducirle el vómito. Una buena opción es el agua con sal. Coge un vaso de agua y añade dos o tres cucharadas de sal. Revuelve bien y llena una jeriguilla sin aguja con la mezcla. Mete la jeriguilla en la boca de tu perro y vacía el líquido rápido para que salga a presión y baje por la garganta de tu mascota. En unos 10 minutos, tu perro debería intentar vomitar. Si no es así, repite el proceso.

Otra opción es intentar que coma pan quemado. Te costará, porque no está rico, pero hará las veces de carbón, que sirve para disminuir la absorción de la sustancia de las uvas por parte del riñón. Justo después de darle a tu perro el pan quemado, o si ves que no lo consigues, ¡no dejes que corra el tiempo! Ve sin dudar al veterinario y cuéntale lo sucedido. Tu perro necesitará tratamiento por vía intravenosa para limpiar y equilibrar su organismo. Si no has conseguido que se coma el pan y vomite, indícaselo al veterinario y lo intentará por otro método. Es muy importante que tu perro quede libre de la sustancia tóxica de las uvas, hay que sacarla de su cuerpo cuanto antes.

En definitiva, ¿debo dejar que mi perro coma uvas?

Mucha gente no sabe que los perros no pueden comer uvas, ni mucho menos que sean tan peligrosas para ellos. Por supuesto, hay perros que pueden tener la suerte de no sufrir tantas complicaciones, simplemente ponerse malitos unos días con diarrea o vómitos y luego curarse. Para otros, en cambio, puede llegar a ser mortal, sobre todo si no se trata. Así que no dudes en reaccionar ante este problema lo antes posible para ponerle solución.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post