Te hablamos de la raza de perro galgo escocés o deerhound

Te hablamos de la raza de perro galgo escocés o deerhound

El galgo escocés o deerhound se utilizó durante mucho tiempo en Escocia como perro de caza, especialmente de ciervos. ¡Por eso se llama así! Su nombre se compone de las palabras “deer”, ciervo, y “hound”, sabueso o perro. ¡Es uno de los pocos galgos de pelo largo! Para empezar a conocer más de esta raza, esto es lo más básico:

  • Altura: 70 – 75 cm.
  • Peso: 35 – 45 kg.
  • Esperanza de vida: 8 – 10 años.
  • Estilo de vida: Casas, familias, caza.

 

Origen del galgo escocés o deerhound

Origen del galgo escocés o deerhound

El galgo escocés o deerhound es una de las razas más antiguas de las tierras británicas. Sus antecesores llegaron a las islas entre los siglos V y II a. n. e. de mano de los celtas.

Es un excelente cazador, por lo que durante la Edad Media fue muy utilizado para la caza de jabalíes, ciervos, conejos o lobos. Cuando la caza empezó a escasear en las tierras altas escocesas (Highlands), el galgo escocés comenzó a ser realmente apreciado en otros lugares, casi por toda Europa.

 

Características del galgo escocés o deerhound

Características del galgo escocés o deerhound

El cuerpo del galgo escocés o deerhound es alargado, pero fuerte y de pecho profundo. Tanto sus huesos como sus músculos son muy potentes, lo que hace de él un perro muy resistente al ejercicio físico. Su cabeza es alargada, con un hocico muy saliente y orejas altas que caen hacia los lados. Tiene una cola curvada y larga.

El pelaje del galgo escocés es largo, duro y fuerte, de estructura bastante irregular; tiene aspecto despeinado. Generalmente es de color gris, ya sea azulado, claro u oscuro.

 

Carácter del galgo escocés o deerhound

Carácter del galgo escocés o deerhound

Aunque tiene un pasado cazador, el deerhound a día de hoy es puramente un perro de compañía. De hecho, tiene un carácter ideal para ser un compañero de vida: es fiel, tranquilo, de carácter estable, dulce y obediente.

Siempre está buscando afecto y juegos, incluso con niños, con los que es cuidadoso y protector. Su relación con otros animales es buena, por lo que un galgo escocés es buena idea si quieres tener varias mascotas.

 

Cuidados del galgo escocés o deerhound

Cuidados del galgo escocés o deerhound

El galgo escocés o deerhound es un perro de gran tamaño, por lo que necesita bastante espacio para vivir. No es apropiado para vivir en un piso en la ciudad, sino en una casa grande, y mejor si tiene acceso a un jardín o patio en el que moverse con libertad.  Su resistencia a las altas temperaturas no es muy buena.

El galgo escocés crece muy deprisa, por lo que la alimentación durante el primer año de vida es clave para que se desarrolle con normalidad. Es un perro de bastante peso, por lo que se recomienda comprarle una cama resistente y de colchón grueso, si no podría no estar cómodo e incluso desarrollar problemas óseos.

Su pelo se enreda si no es cepillado con frecuencia.

 

Salud del galgo escocés o deerhound

Salud del galgo escocés o deerhound

Como decíamos, el crecimiento de este perro es especial, es un proceso algo delicado, ya que crece con gran rapidez. A menudo surgen problemas óseos, que no se desarrollan como deberían.

Por otro lado, como es frecuente entre los perros de gran tamaño, los galgos escoceses pueden sufrir torsión de estómago. Para evitarla, no dejes que tu perro coma ni beba justo antes ni justo después de hacer ejercicio.

 

¿Sabías que existe esta raza de galgo?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post