Te hablamos sobre la raza de perro pastor de Shetland

Te hablamos sobre la raza de perro pastor de Shetland

El perro pastor de Shetland, también conocido como “sheltie”, a menudo es confundido con una variedad miniatura del border collie de pelo largo, ¡pero la verdad es que son dos perros completamente diferentes! Realmente se parecen mucho, pero son perros totalmente independientes.

Si quieres saber más sobre el pastor de Shetland, empecemos por lo básico:

  • Altura: 35 – 37 cm.
  • Peso: 7 – 8 kg.
  • Esperanza de vida: 12 – 13 años.
  • Estilo de vida: pastoreo, entorno rural, familias.

Origen del perro pastor de Shetland

Origen del perro pastor de Shetland

Este perro procede de Shetland, un archipiélago situado al norte de Escocia. Se originó tras los cruces de sus ancestros locales con collies y perros nórdicos que llegaron a las islas en el siglo XIX.

A lo largo del siglo XX, se afianzó la crianza de la raza cruzándola con border collies y perros spitz, lo que dio lugar a la raza de perro pastor de Shetland que conocemos hoy.

Características del pastor de Shetland

Características del pastor de Shetland

El perro pastor de Shetland tiene una cabeza fina y alargada, con unas orejas pequeñas, flexibles y muy juntas. Su hocico es largo y sus ojos almendrados, muy expresivos.

El pelo de esta raza es de doble capa: una inferior corta, suave y apretada, y el pelo visible, que es denso, liso, largo y áspero. Es muy abundante incluso en la cola. Se admiten muchas variedades de color, como arena, tricolores, blanco y negro, mirlo, negro y fuego… El aspecto general de la raza, sin duda, es como un border collie miniatura. ¡Se nota la herencia de su genética!

Temperamento del pastor de Shetland

Este perro es inteligente, atento, curioso y obediente, por lo que es fácil de adiestrar y educar. Además. tiene un carácter muy estable y es muy cariñoso y apegado a su familia. Con los niños es paciente, juguetón y protector.

Sin embargo, no se trata de un perro muy sumiso, tiene un carácter fuerte y hay que saber establecerle límites claros y educarlo con firmeza desde pequeño.

Temperamento del pastor de Shetland

Cuidados del perro pastor de Shetland

El pastor de Shetland tiene mucha energía, necesitará quemarla por medio de juegos y ejercicio todos los días. Esta es una característica común a todos los perros pastores: una gran vitalidad, unida a una enorme curiosidad. ¿El resultado? Un perro que no para. ¡Necesitarás cansarlo para que no se aburra y se vuelva ansioso en casa!

Debido a su tamaño, puede vivir en una casa pequeña, pero es necesario contrarrestarlo con salidas al exterior, mejor aún si es un entorno rural donde pueda correr y jugar libremente sin peligro.

Es importante educar bien a este perro, así como darle una buena socialización. Tiende a ser un poco ladrador, también será necesario esforzarse para minimizar esa tendencia. ¡El ladrido se puede educar!

Además, su pelo necesita cepillado y cuidados frecuentes, especialmente en época de muda.

Cuidados del perro pastor de Shetland

Salud del pastor de Shetland

El perro pastor de Shetland es bastante resistente a las enfermedades, aunque hay algunas que le afectan con mayor frecuencia, especialmente los problemas de piel y los oculares, como las cataratas o la atrofia progresiva de retina.

No es tan habitual, pero también se han dado casos de displasia de cadera, problemas de tiroides, la enfermedad de Von Willebrand y epilepsia.

Al ser un perro de campo, el riesgo de que contraiga parásitos es bastante alto. ¡Mantén a tu perro siempre bien desparasitado! Además, es recomendable revisar su cuerpo en busca de estos insectos después de cada salida.

 

¿Conocías al pastor de Shetland? ¡Es un perro tan adorable!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post