Todo sobre las cataratas en los perros

Todo sobre las cataratas en los perros

Las cataratas en los perros son uno de esos problemas que estos animales comparten con nosotros. Cuando un perro tiene cataratas, se observa en sus ojos una película de color azulado o blanquecino turbio. Las cataratas son la causa más habitual de ceguera entre los perros. ¡Te hablamos sobre ello!

 

¿Qué son las cataratas en los perros?

cataratas en los perros

Las cataratas son una opacificación del cristalino, la lente intraocular, debido a una ruptura y separación de las fibras oculares. Un perro con cataratas presentará varias manchas o una mancha más grande en el ojo u ojos afectados, una especie de velo blanquecino o de color azulado; además, irá perdiendo seguridad en sus movimientos según su visión se entorpece.

Las causas de las cataratas en los perros pueden ser muy variadas, desde un problema congénito a un traumatismo o una inflamación mal tratada. En el caso de las hereditarias, lo más habitual es que aparezcan en perros jóvenes, aunque pueda parecer extraño.

¿Sabías que a los perros, según envejecen, se les va endureciendo el cristalino? Esto hace que sus ojos se vayan tornando algo más opacos o grisáceos, pero este es un hecho completamente ajeno a las cataratas y no entorpece su visión.

 

Razas caninas propensas a sufrir cataratas

Razas caninas propensas a sufrir cataratas

Cuando las cataratas son problema paralelo o consecuencia de una enfermedad o lesión, realmente le pueden dar a cualquier perro en cualquier momento.

En el caso de las cataratas hereditarias, generalmente aparecen entre los 5 y los 7 años y hay algunas razas que son más propensas:

 

Operación de cataratas en los perros

Operación de cataratas en los perros

La operación de cataratas es el único método 100 % eficaz y consiste en la extirpación del cristalino. De este modo, el problema se soluciona y además se anula la posibilidad de que se pueda volver a desarrollar. En su lugar, se coloca una lente intraocular.

Esta operación tiene hasta un 90 % de casos de éxito, el perro puede llegar a recuperar gran parte de su visión. Nunca llegará a ver tan bien como antes de tener las cataratas, pero mejorará mucho; ten en cuenta que la vista no es el sentido más importante de los perros, sino el olfato, por lo que su vida será completamente normal a pesar de ver algo menos.

La operación de cataratas es sencilla y dura aproximadamente una hora por cada ojo. A la mañana siguiente se realiza la primera revisión posoperatoria. Durante las semanas siguientes, el perro deberá llevar un collar isabelino y tendrá un tratamiento y revisiones periódicas, por lo que es muy importante que sigas todos los consejos del veterinario.

 

Otros tratamientos para las cataratas en los perros

tratamientos para las cataratas en los perros

Por desgracia, por condiciones de salud, no todos los perros son operables de cataratas. Para ellos, sin embargo, existen alternativas. La operación es siempre el método más efectivo y recomendable, pero si no es posible, hay otras formas de ayudar a nuestro peludo amigo a mejorar su vista. Además, ayudarán a prevenir el glaucoma, infecciones, desprendimientos de retina y otros problemas oculares.

Existe un tratamiento de gotas de carnosina de un 2 % de antioxidante. Otras opciones son las vitaminas A, C y E, que contribuyen al buen funcionamiento del organismo y refuerzan las defensas y sistema inmunológico. Es importante darle, en cualquier caso, una alimentación sana y equilibrada y evitar exponerle demasiado al sol.

Los lavados de ojos con infusiones naturales pueden ayudar a frenar el avance de las cataratas. ¡Consulta a tu veterinario!

 

Las cataratas en los perros son un problema que necesita tratamiento. Si hay indicios, ¡lleva a tu perro a que lo traten antes de que avancen más!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post