Todo lo que necesitas saber sobre la raza de perro pekinés

Todo lo que necesitas saber sobre la raza de perro pekinés

Para conocer a fondo a la raza de perro pekinés, comencemos con los datos básicos que necesitas saber:

  • Altura a la cruz: entre 15 y 25 cm
  • Peso: en torno a los 5 kilos, pueden llegar hasta 8 en la edad adulta. Los machos, curiosamente, suelen ser algo más pequeños que las hembras.
  • Capa:admitidos todos los colores, excepto albino y color hígado.
  • Comportamiento:perro cariñoso y hogareño, aunque también buen guardián, es muy valiente. Tiende a ser independiente, aunque crea grandes lazos con su familia y se lleva muy bien con los niños.
  • Clasificación general: Razas de perros pequeños
  • Clasificación según la AKC: Grupo 6: Perros de compañía

 Todo lo que necesitas saber sobre la raza de perro pekinés

(Foto via: pinterest)

 

Ahora bien, ¿cuál es el origen del perro pekinés?


El perro pekinés es una raza muy ligada a la cultura china, ¡ya era conocido en el siglo VIII por ser la mascota de la familia imperial! Además, era frecuente verlo acompañando a familias nobles ¿te parece poco? ¡También fue nombrado perro oficial del budismo! No es de extrañar, por tanto, que sea una de las razas más hogareñas y cariñosas, lo que le hace un gran animal de compañía: ha heredado de sus antepasados el carácter tranquilo y apegado a los seres humanos, adaptándose muy bien a la vida de interior y no excesivamente activa.

Respecto a su tamaño, está considerado como un perro de raza pequeña totalmente  adecuado para vivir en un piso o casa sin jardín, ¿este es tu caso? Entonces la raza pekinés, ¡es tu perro ideal!

Caracteristicas físicas del perro pekinés

Qué caracteriza físicamente al perro pekinés

(Foto via: mundoanimalia)

Una de las cosas que diferencia a los perros pekinés de otras razas es que este cuenta con un pelaje muy rico y bello y que además ¡puede ser de diversos colores! Es un perro visualmente muy llamativo. Bien es cierto que esta característica requiere bastante atención y cuidados.

Para que un perro pekinés luzca un pelo brillante y sano, se le debe cepillar entre 4 y 5 veces por semana, además de llevarlo regularmente a la peluquería para darle un corte adecuado. De lo contrario, el pelaje perderá su belleza natural y además el perro soltará más pelo.

Es muy importante destacar que esta raza cuenta con una subcapa de pelo bajo el manto principal, que tiende a enredarse mucho y se vuelve muy difícil de acicalar si no se hace con frecuencia. ¡Asegúrate de estar dispuesto a dedicarle toda esta atención constante antes de compartir tu vida con un pekinés!

Tiene una cola tiesa y curvada sobre el torso. También está cubierta de un bonito y rico pelaje.
La cabeza, de apariencia ovalada, es bastante grande. Algunos, generalmente los de color más oscuro, tienen una máscara negra alrededor de los ojos, lo que forma un bonito conjunto con su hocico chato y su graciosa trufa negra.

En definitiva… Es una raza preciosa, ¿verdad?

Carácter de la raza de perro pekinés

cómo es el carácter de la raza de perro pekinés

(Foto via: mundoperro)

Como decíamos anteriormente, los perros de la raza pekinés, son mascotas hogareñas y cariñosas con los humanos, ¡especialmente con los niños! Es un compañero peludo ideal y de tamaño perfecto para jugar con él.

Seguramente te estarás preguntando…¿Qué tal se lleva con el resto de perros? En este sentido, puede resultar algo despreocupado respecto a otros animales, e incluso muy exigente y especial a la hora de relacionarse con otros perros. ¡No se junta con cualquiera! ¿Habrá adquirido esos aires de grandeza de cuando acompañaba al Emperador chino? Si tu perro es antisocial, ¡no te pierdas cómo educarle!

Es bastante valiente, pero en absoluto agresivo; como decíamos, es un estupendo perro guardián y no dudará en avisar al dueño de cualquier ruido extraño o irregularidad en su casa. Pero en circunstancias normales, no es muy ladrador.

Salud y cuidados de la raza de perro pekinés

Salud y cuidados de la raza de perro pekinés
(Foto via: peru21)


Los pekineses, pueden presentar algunos problemas de salud, ¿a qué problemas de salud nos referimos? ¡Te lo contamos todo! Sigue leyendo:

Trufa y garganta

Debido a su hocico chato, sus huesos nasales son cortos, lo que le hace ser más propenso a sufrir problemas respiratorios. A día de hoy ocurre con menos frecuencia pero ¡se debe prestar atención a posibles ronquidos y avisar al veterinario en caso de que aparezcan!
También puede sufrir laringitis y faringitis, aunque ¡tranquilo! Con el tratamiento adecuado, no suele generar mayores complicaciones.

Corazón:

Se han dado casos de perros pekineses con diversas enfermedades del corazón, no necesariamente asociadas a una edad avanzada.

Ojos:

Al tener los ojitos saltones, fácilmente pueden sufrir daños, como rozaduras, úlceras, etc. ¡Es importante no llevarlo por zonas donde haya muchas semillas, ortigas o hierbas que le puedan dañar! Además, conviene limpiárselos con regularidad y mantener limpio el pelo de alrededor, apartado de los globos oculares.

perro de la raza pekinés
(Foto via: elmascotero)


Otros posibles problemas:

Puede suceder que el perro pekinés sufra, como otras muchas razas de perros pequeños, ¡problemas en las extremidades! Por ello, conviene proporcionarles una alimentación adecuada para evitar la obesidad; con una dieta apropiada, además conseguiremos que desarrollen bien los dientes, el pelaje… en general, que obtengan todos los nutrientes necesarios para estar sanos, fuertes y vitales, además de físicamente bellos.

Por otro lado, debido a su espeso pelaje, no soportan muy bien las temperaturas extremas, por lo que no es conveniente sacarlos a hacer ejercicio en las horas de más calor en verano o dejarlos demasiado tiempo expuestos al sol.

En definitiva, si te enamoras de esta raza y te decides a adquirir un perro pekinés,  ten muy en cuenta sus necesidades específicas. Si bien no requiere tanto ejercicio físico como otras razas, en cuanto a los cuidados y limpieza diaria da bastante tarea. Asegúrate de disponer del tiempo necesario para darle todo lo que necesita y, sobre todo, ¡ganas de hacerle feliz! Porque si tu perro es feliz, tú también lo serás.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post