Mi perro es antisocial

Mi perro es antisocial, ¿qué puedo hacer?

Cuando nos imaginamos a nuestro perro ideal, tenemos la imagen de una mascota alegre, divertida, sociable y cariñosa. Pero…¿Qué pasa si tu perro es antisocial? A nadie le gustan los perros que ladran o que intentan morder a todo el mundo. Esto es un problema de comportamiento asociado a la socialización. Si tu perro es antisocial, lee este artículo de Wakyma y nuestros consejos te ayudarán a solucionarlo.

Hay varios motivos por los que un perro puede ser antisocial, algunos puede que incluso para ti sean imperceptibles. Por este motivo, es muy importante estar pendiente de la conducta de nuestras mascotas para poder detectar el problema.

Cómo sé si mi perro es antisocial

Cómo sé si mi perro es antisocial

(Foto via: misanimales)

Si tu perro va mordiendo todos y a todos cada vez que pisa la calle, tiene un gran problema de socialización. ¿Por qué? Cuando adquirimos un cachorro, nos dicen que no debemos sacarlo a la calle hasta que tenga puestas todas sus vacunas. Este hecho puede ser un arma de doble filo, ya que ese tiempo, los primeros meses de vida del perro, es cuando se produce el “imprinting” del animal.

¿Qué es el “imprinting”? Es un proceso muy importante en la vida de todos los perros y va asociado a su socialización. Nada más llegar al hogar, el cachorro debe comenzar un proceso de adaptación y adecuación a su entorno y su nueva vida, acostumbrándose a convivir con otros animales y personas. Este primer contacto con el mundo será determinante para el desarrollo de su carácter y su personalidad.

El animal, al estar aislado en casa debido a la falta de vacunas, se está perdiendo el proceso de “imprinting”. Esto podría provocar que en un futuro sea un perro antisocial.

¿Cómo podemos solucionarlo?

Cuando nos dicen que no saquemos a nuestro pequeño amigo a la calle antes de ponerle sus vacunas, es porque realmente no es recomendable. Pero hay ciertas cosas que se pueden hacer dentro de casa para que vaya aprendiendo a relacionarse.

En primer lugar, lo mejor es acostumbrar a nuestro perro a estar con personas diferentes. Además, si tus familiares o vecinos tienen otros perros, invítalos a tu casa para que se conozcan y socialicen. Esto, siempre que esos perros tengan un carácter compatible con el trato con un cachorro.

Tampoco recomendamos que tengas todo el día en brazos a tu cachorro. Deja que corra, explore, conozca la casa y se familiarice con distintos olores, habitaciones, etc. Al fin y al cabo, ¡también es su casa!

El aislamiento y falta de socialización del cachorro, o el exceso de protección por parte de la familia pueden desembocar en un desarrollo emocional inadecuado y crear un perro antisocial.

Y si mi perro es adulto y antisocial

(Foto via: misanimales)

¿Y si mi perro es adulto y antisocial?

Para los perros adultos antisociales también hay solución, no te preocupes. Es cierto que un problema crónico es algo más difícil de solucionar, pero no es imposible, sólo hace falta tiempo y paciencia.

La condición de antisocial no es en absoluto agradable para nuestro peludo amigo, ya que le produce miedos, ansiedad e inestabilidad emocional. Tu amigo te necesita para equilibrar esta inestabilidad.

Es muy importante que le enseñes a socializar. No es muy fácil cuando el perro ya es adulto, pero con tiempo y esfuerzo lograrás un resultado muy satisfactorio.

 

Cómo socializar a un perro

Cómo socializar a un perro

Para comenzar, pasea a tu perro por lugares en los que se encuentre con otros perros, como parques, pipican, playas para perros… Por supuesto, siempre debes llevarlo con correa y también, si muerde, ponerle bozal.

No tires de la correa cuando desobedezca o quiera cambiar el itinerario, esto sólo agravará su ansiedad. Permite que otros perros se acerquen a oler al tuyo, acariciándole y haciéndole ver que no pasa nada. Es muy importante evitar siempre que tu perro pueda salir corriendo sin tu permiso y pueda tener un accidente.

Por otro lado, es importante que en casa trabajes la educación del perro. Déjale claro que lugar le corresponde en cada momento, “humanizar” a los animales es un error; si lo haces, destrozarás tu autoridad, alimentarás su ego y querrá ocupar tu lugar o hacer lo que le parezca. Esto puede agravar muchísimo sus problemas de socialización.

Enseñando a tu amigo a acatar órdenes y códigos de conducta le harás más sumiso y poco a poco su problema desaparecerá.

No seas impaciente ni desesperes o regañes a tu perro si ves que los resultados tardan en aparecer. Educar a un perro mayor con problemas de conducta muy arraigados no es igual que educar a un cachorro, cuyo carácter es mucho más moldeable. Hace falta mucho tiempo y sobre todo paciencia para llegar a la meta, pero si trabajas duro ¡lo lograrás!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post