Mi perro ladra por todo

Mi perro ladra por todo, ¿qué puedo hacer?

¿Por qué mi perro ladra por todo? Los ladridos excesivos son uno de los principales problemas de conducta a los que nos enfrentamos los que tenemos un perro. El ladrido es su forma natural de comunicarse, pero cuando hasta el mínimo estímulo provoca un ladrido, la situación puede volverse bastante desesperante. Te contamos las principales situaciones en las que los perros ladran y te damos consejos para corregir ese hábito.

¿Por qué mi perro ladra por todo?

Los ladridos, excesivos o no, siempre tienen una motivación detrás. Si tu perro ladra por todo, puede que se trate de algún problema, algo que le está restando bienestar. Algunos de los motivos por los que los perros ladran mucho son:

Ansiedad por separación

Si tu perro ladra mucho sobre todo cuando se queda solo, es posible que tenga ansiedad por separación. Este trastorno del comportamiento se debe a un estado de ansiedad, miedo y depresión que sienten algunos perros al quedarse solos en casa.

Si crees que es el caso de tu mascota, es muy importante que soluciones ese problema cuanto antes, porque en esta situación los perros lo pasan realmente mal. Consulta a tu veterinario o a un etólogo.

Mi perro ladra por todo

Falta de socialización

Si el problema de tu perro es que ladra a objetos, coches, o bien a los animales y personas que pasan por su lado, pregúntate si ha completado el proceso de socialización que debería. Todos los perros necesitan aprender a relacionarse con su entorno para ser felices. ¡Es una parte fundamental de su educación básica!

Demasiada excitación

Hay algunas situaciones que les producen mucha ilusión a nuestros perros, como por ejemplo nuestra llegada a casa. Sin embargo, algunos perros, especialmente los cachorros, pueden llegar a emocionarse demasiado. Este exceso de excitación produce cierta ansiedad en el animal, que no parará de ladrar. En ocasiones, hay perros que incluso no pueden evitar hacerse pis.

Cosas que le frustran y le ponen nervioso

Si notas que tu perro ladra ante ciertos estímulos concretos, como pueden ser algunos juegos, es mejor que los evites. Por ejemplo, perseguir punteros láser pueden poner nerviosos a los perros. Esto, por supuesto, lo manifestará ladrando.

Vejez

Con el paso de los años, igual que nosotros, los perros pueden perder ciertas capacidades, como el oído o la vista. Estas condiciones, especialmente si se dan de repente, pueden causar un estado de ansiedad en los perros, que ladrarán confusos al no entender qué les está sucediendo.

Si tienes un perro anciano, recuerda que necesitan un extra de cuidados y cariño.

Miedos y traumas

Cuando los perros tienen traumas, especialmente de la época de cachorros, pueden conservar ciertos miedos e inseguridades. Igualmente, si os encontráis en una situación irregular o un espacio inadecuado, como por ejemplo una mudanza reciente o un entorno ruidoso por obras, el perro puede sentirse amenazado y ansioso, lo que hará que ladre más.

Si mi perro ladra por todo

Si mi perro ladra por todo, ¿qué puedo hacer?

Es muy importante que identifiques la razón por la que tu perro ladra de forma compulsiva. Busca el estímulo que está provocando esta situación y elimínalo o neutralízalo lo máximo posible. Si tienes problemas para saber qué le ocurre, consulta sin tardanza a tu veterinario.

Algunos consejos que te ayudarán a que tu perro deje de ladrar por todo son:

  • Ofrécele a tu perro un ambiente tranquilo, relajado y mucho cariño. Haz que se sienta cómodo en casa y parte de la familia.
  • No le regañes ni te muestres demasiado alterado cuando tu perro ladre, esto hará que se ponga más nervioso y empeorará el problema.
  • Para aliviar el estrés, asegúrate de que tu perro hace todo el ejercicio que necesita. Si está cansado y relajado, ladrará menos.
  • Si tu perro ladra a otros perros al ir de paseo, mantén la calma y sigue por otro camino. No intentes tirar de la correa ni arrastrarle.

 

En definitiva, haz a tu perro feliz y dale un estilo de vida saludable y tranquilo. ¡Su percepción del mundo cambiará y redundará en bienestar! Si el problema no mejora, plantéate buscar a un etólogo que trate a tu mascota.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post