Mi perro está celoso de mi bebé

Mi perro está celoso de mi bebé, ¿qué puedo hacer?

Créenos, no eres la única persona a la que le ha pasado. Oír a alguien decir “mi perro está celoso de mi bebé” es más habitual de lo que puedas imaginar. Y, como siempre, ¡Wakyma está aquí para ayudarte! Vamos a explicarte por qué ocurren los celos en los perros y qué puedes hacer para solucionarlo. ¡Sigue leyendo!

Por qué mi perro está celoso de mi bebé

Mi perro está celoso de mi bebé

A los perros les encanta la rutina. La necesitan para vivir tranquilos. Por eso, aunque no les ocurre a todos los perros, es bastante habitual que se produzcan alteraciones en su comportamiento o su estado de ánimo cuando hay un cambio importante en su vida, como por ejemplo una mudanza o variaciones en la familia.

Tu perro está acostumbrado a una forma de vivir, unas atenciones y cuidados concretos, y por qué no decirlo, ¡a ser el centro de atención! Por eso, al llegar un bebé (y con más motivo si es tu primer hijo) tu perro puede llegar a sentirse desplazado, porque ahora tienes que gestionar tu tiempo de otra manera para atender también al bebé. Si no se pone solución, ese sentimiento de “abandono” puede incrementar y desarrollar en el perro unos celos que supongan un problema para la familia.

Claves para saber si mi perro está celoso de mi bebé

Mi perro está celoso de mi bebé

Los perros son, a pesar de no poder hablar, animales tremendamente expresivos. Todo lo que sientan, lo sabrás sólo observando un poquito su comportamiento.

Normalmente, en términos generales, cuando un perro siente que le falta cariño o atención lo manifiesta de la siguiente manera:

  • Falta de apetito
  • Apatía o exceso de sueño
  • Agresividad
  • Nerviosismo
  • Se hace pis o caca en casa para llamar la atención
  • Taquicardias y ansiedad en general

Cuando el motivo de estos sentimientos es un la llegada de un bebé, además podrías observar que tu perro:

  • Rechaza o ladra al bebé
  • Te toca o intenta subir encima de ti cuando lo tienes en brazos o mamando
  • Intenta quitarle sus juguetes
  • Marca territorio en la habitación del bebé
  • En general, tiene comportamientos inusuales cuando estás con el bebé para llamar tu atención

Si has observado varios de estos síntomas, estamos seguros de que sí, tu perro está celosete. ¡Que no cunda el pánico! Te explicamos qué hacer.

Consejos a seguir si mi perro está celoso de mi bebé

Cómo saber si mi perro está celoso de mi bebé

Es inevitable, vas a tener que dividir tus atenciones. Pero esa es la clave: repartir tu tiempo y cuidarlos a los dos. ¡Tu perro es uno más en la familia! No dejes que se sienta sustituido.

Para evitar que tu perro perciba al nuevo bebé como una amenaza que viene a quitarle su lugar, lo mejor es que los “presentes” cuanto antes. En cuanto el bebé llegue a casa, deja que el perro lo reconozca, que huela a ese extraño que acaba de entrar por la puerta para familiarizarse con él. ¡No tengas miedo! No le va a hacer ningún daño; te sorprendería lo cuidadosos que son los perros con los niños. De hecho, lo más probable es que enseguida le tome cariño y se muestre protector con tu nuevo hijo.

No hagas de tu bebé algo prohibido o inaccesible para tu perro, esto hará que lo perciba como aún más “especial”, algo que queréis solo para vosotros y aumentarán sus celos.

Cuidando las atenciones a ambos y dejando que se relacionen desde el principio, poco a poco los comportamientos celosos del perro desaparecerán y… ¡serán los mejores amigos! De hecho, según vaya creciendo tu hijo verás que pueden ir jugando e interactuando más y no podrán vivir el uno sin el otro.

Si ves que la situación te supera o que hacéis todo lo posible y nada mejora, plantéate consultar a un profesional.

 

Lo que nunca debes hacer es…

Qué hago si mi perro está celoso de mi bebé

¡Recuerda! Cuando el perro entró en tu casa, te comprometiste a cuidar de él y hacerle feliz durante toda su vida. Sabemos que un hijo es muy importante, pero… ¡tu perro también es parte de tu familia!

Por desgracia, muchas familias abandonan a sus animales cuando tienen bebés. Además de ser una crueldad injustificada y que tu perro no entenderá jamás, está más que demostrado que convivir con mascotas no es malo ni peligroso para los niños, ¡sino todo lo contrario! Enriquece muchísimo a ambos, ayuda al desarrollo, se divierten, fomenta el buen trato a los animales… Que los niños tengan mascotas tiene montones de beneficios.

Si vas a tener un bebé y quieres preparar a tu perro, ¡no te pierdas nuestro artículo!

Una mascota NO es un juguete. No la abandones por haber tenido un bebé.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post