como preparar a mi perro para la llegada de un bebe

¡Vamos a tener un bebé! ¿como preparo a mi perro?

Si estás o estáis esperando la llegada de un nuevo bebé, ¡felicidades! Sin duda alguna, viviréis nuevas experiencias, y estaréis llenos de alegría. Pero… Si tienes perro, ¡es posible que estés un poco preocupado! ¿Cómo puedes preparar a tu perro para la llegada de tu bebé?

Con la mayor parte de los perros, ¡no suele haber problema! Y es que siguiendo unos pequeños consejos, ¡irá como la seda! No obstante, si tu perro es dominante, agresivo o posesivo, ¡es posible que necesites la ayuda de un profesional!

Cómo preparo a mi perro para la llegada de mi bebé

¿Cómo preparo a mi perro para la llegada de mi bebé?

Si estás comenzando a preparar a tu perro para la llegada del bebé, la mejor manera de comenzar es…¡Modificando sus rutinas!

Tu amigo peludo, es un animal de costumbres, ¡al igual que tu! Si está acostumbrado a salir a la calle a determinadas horas, ¡debes plantearte si esos horarios van a ser compatibles con la llegada del bebé!

Lo mejor es que empieces acostumbrando poco a poco a tu perro a los nuevos horarios. 

Por otro lado, también deberás preparar la casa para la llegada del bebé. Vete poniendo la cuna, juguetes y conplementos. Intenta que tu perro los huela, y aprenda a respetarlos, ¡no van a ser sus juguetes, sino los del bebé! 

Antes de la llegada del bebé, intenta pensar sobre la cantidad de tiempo que tu perro necesita. Si crees que vas a poder dedicarle un poco menos de tiempo, ¡vete acostumbrándole poco a poco! Así no asociará esa disminución del tiempo al bebé.

¡Recuerda que tu perro es parte de tu familia!Por lo que no le desplaces por la llegada del nuevo bebé.

Otra cosa que puedes hacer, es ir introduciendo nuevos olores poco a poco (colonia de bebé, pañales, talco…). Así cuando llegue el bebé, a tu perro no le sorprenderá.

Presentaciones oficiales: primeros momentos entre el bebé y el perro

Como todos sabemos, ¡las primeras impresiones son la clave! Y en este caso… No iba a ser menos.

Si tu perro es agresivo, ¡primero consulta con un adiestrador canino!

Si por el contrario, tu perro es tranquilo, está bien socializado y educado, y además es una de las razas recomendadas para vivir con niños, ¡no deberías tener problemas!

¿Este segundo caso es el tuyo? Entonces cuando llegues a casa, ¡deja que se acerque a saludaros como hace normalmente! También debes dejar que huela al bebe (con un extra de precaución por supuesto). Si voluntariamente quiere oler al bebé, ¡es algo muy positivo! ¡Estará demostrando curiosidad!

Si intenta chuparle o darle lametones, ¡también es recomendable que lo haga. ¡Está demostrando su respeto y cariño! Intenta que estas primeras impresiones se desarrollen con tranquilidad y sin percances. Recuerda que los perros detectan el estado anímico de los humanos. Si estás nervioso y/o preocupado, ¡el lo estará también!

¿Cómo evito que mi perro se ponga celoso de mi bebé?

Si quieres evitar celos por parte de tu mascota, ¡intenta que el trato sea igualitario! Por otro lado, si estás haciendo mimos a tu bebé, ¡intenta también darle mimos a tu perro! Si dejas a tu mascota a un lado, no dejas que se acerque e incluso, le apartas. ¡Será muy contradictorio para el!

Recuerda que no solo debes educar a tu perro, ¡también tendrás que educar a tu bebé!  Así según vaya creciendo, respetara a tu hermano peludo.

Cómo evito que mi perro se ponga celoso de mi bebé

 

(Foto via: plupetstore)

¿Qué precauciones debes tener con tu perro para la llegada del bebé?

Lo cierto, es que todos los perros que han sido educados y socializados son buenos. Los perros que no han sido educados ni socializados, ¡son los que pueden volverse agresivos ni peligrosos!

¡No te confundas! Que tu perro te respete, ¡no significa que vaya a respetar a tu bebé! Es imprescindible que conozcas su comportamiento con otros niños, perros etc. Si tu mascota se ha mostrado agresivo en algún momento, ¡no dudes en acudir a un profesional! El podrá preparar a tu perro para la llegada del bebé, de la mejor manera.

Si estás totalmente seguro de que no va a pasar nada, ¡siguiendo los pasos de este artículo no tendrás problemas!

¡Recuerda! Nunca dejes solo a tu bebé con tu perro sin supervisión, ¡mejor prevenir que curar! Por otro lado, presta especial atención a la conducta de tu mascota, ¡así podrás detectar celos o cualquier cambio en su comportamiento! Y por último, ¡no olvides el sentido común! Si tu perro es de raza grande o gigante, ¡podría hacer daño a tu bebé sin querer! ¡No le pierdas de vista!

Y por supuesto, en Wakyma ¡te deseamos que disfrutes de esta nueva etapa!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post