La cobaya como mascota, cómo es tener una cobaya

La cobaya como mascota, ¿cómo es tener una cobaya?

¿Te gustan las cobayas? ¡Tener una cobaya como mascota es muy fácil! Si quieres hacerte con una de estas adorables bolitas, te interesa mucho lo que te tenemos que contar. Lee este post y sabrás cómo es tener una cobaya en casa y todo lo que necesita.

La cobaya como mascota, ¿cómo es?

La cobaya como mascota cómo es

La cobaya doméstica es una especie híbrida de roedor histricomorfo de la familia Caviidae. Si quieres tener una como mascota, ¡genial! Necesitan algunos cuidados y atenciones especiales, pero no son más difíciles de mantener que cualquier otra mascota y la verdad es que merece la pena ofrecerles un hogar.

Las cobayas como mascotas son divertidas y realmente cariñosas, una opción excelente a considerar si estás buscando tu mascota ideal. Aunque de primeras parezcan pequeñas, son realmente activas y necesitan un espacio amplio donde estar; ¡pero tampoco es como tener un caballo! Cualquier tipo de vivienda es apta para una cobaya.

¿Preparado para montones de cariño y sus graciosos mofletes? Te seguimos contando cómo cuidar de una cobaya mascota.

La llegada de la cobaya a casa

La llegada de la cobaya a casa
(Foto vía: cobayasaloloco)

La llegada a un nuevo hogar es toda una experiencia para cualquier mascota. ¡La primera impresión es muy importante! Por eso hay que estar preparado.

Cuando la cobaya llegue, igual que cualquier otra mascota, pasará por un período de adaptación. Todo es nuevo, lo explorará toooodo hasta familiarizarse con olores, texturas y todo lo que le rodea. ¡No tengas prisa! Las cobayas son animales asustadizos, así que le llevará algo de tiempo adaptarse y tomar confianza contigo, puede que sea un poco huidiza al principio.

Hay que dejar que se tome su tiempo. Una ventaja de tener una cobaya como mascota, respecto a otros roedores, es que no suelen morder, por lo que podrás cogerla sin problemas y poco a poco irá confiando en ti.

También tendrás que empezar a acostumbrarla a estar en su “casita”. Lo habitual es que usen jaulas de metal, pero una caja de madera también puede servir. Como es un roedor, irá haciendo un agujero por el que entrar y salir. Eso sí, sea lo que sea, procura ubicarlo en un lugar cálido, alejado de corrientes de aire. ¡Se resfrian con facilidad!

¿Qué come una cobaya?

qué come una cobaya

Si vas a tener una cobaya como mascota, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es su alimentación. Las cobayas son animales herbívoros, su alimento debe ser rico en fibra.

Existen alimentos para cobayas ya preparados, con base de heno, alfalfa o pienso, pero para que reciba toda la fibra y vitaminas que necesita recomendamos que lo combines con fruta y verdura. Cuando se lo prepares, asegúrate de que estén bien frescas y córtalas en trocitos pequeños para que le sea fácil digerirlas.

Si combinas con vegetales frescos el pienso, seguro que conseguirá la nutrición más completa y se mantendrá sana y vital.

La higiene de la cobaya

La higiene de la cobaya
(Foto vía: stuffpoint)

A todas las mascotas hay que bañarlas para mantener su buena higiene, ¡la cobaya no iba a ser menos! De hecho, la cobaya es bastante exigente en cuanto a su higiene: orinan a menudo, por lo que adquieren un olor, digamos, peculiar, si no se las mantiene bien limpias a ellas y a sus jaulas.

Para absorber la orina en su jaula puedes utilizar tiras específicas para cobayas o bien papel de periódico. Lo importante es cambiarlo a menudo. Así será más fácil mantener la jaula en condiciones óptimas.

En cuanto al baño, si tienes una cobaya como mascota, deberá ser cada pocos meses, porque las cobayas no se limpian a sí mismas como hacen otros animales. Se venden champús específicos para cobayas.

¿Cómo bañar a una cobaya?

En el baño de tu cobaya debes tener especial cuidado con la temperatura del agua, ¡no te pases de caliente! Lo mejor es el agua tibia. Además, ten cuidado al mojarla, no le eches el agua encima; lo mejor es ir humedeciendo a la cobaya poco a poco. Después, enjabónala suavemente y aclárala con agua que caiga de tus manos, no directamente del grifo.

Al terminar, seca a tu cobaya con una toalla, con cuidado de no apretar demasiado. Es mejor evitar fuentes de calor, ya que podría quemarse. Una vez seca, puedes peinarla con un cepillo suave para desenredar su pelo.

Otros cuidados de la cobaya

otros cuidados de las cobayas

En cuanto tengas a tu cobaya, lo primero que debes hacer es llevarla al veterinario para que le haga una revisión general, le ponga las vacunas que correspondan y la desparasite.

Como es inevitable que pase algún tiempo sola, te recomendamos que le compres algún juguete especial para cobayas; así se mantendrá entretenida cuando tú no estés. Eso sí, siempre que esté sola, deberás dejarla dentro de su jaula y asegurarte de que no puede salir, ¡podría ser peligroso!

Cuando estés en casa es momento de dejar que salga de su jaula y corretee por ahí. Es la manera de que no se ponga demasiado gordita. ¡Eso sí! Siempre con vigilancia, ¡no le quites el ojo de encima! Recuerda que es un roedor, intentará morderlo todo por ahí. Ten especial cuidado con los cables, mejor que no haya ninguno a su alcance.

¡Y poco más! Como ves, no es muy difícil cuidar de una cobaya. Si te encanta la experiencia de tener una cobaya como mascota y dentro de un tiempo decides tener otra más, te recomendamos que sea del sexo opuesto, ya que con las de su mismo sexo son un poco territoriales y podrían pelearse.

 

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post