la cobaya merino

Cobaya merino: una mascota con un pelaje particular

A las cobayas se las puede distinguir por varias características: pelo largo o corto, rizado o no, por su color… hoy te hablaremos de la cobaya merino, ¡un animalito de pelo largo y rizado precioso!

cobaya merino
Vía muymascotas.com

Características físicas de la cobaya merino

Como hemos mencionado, la principal característica que destaca en esta cobaya es su pelaje. Este es bastante largo, aunque quizás no tanto como el de la cobaya sheltie.

También destacan sus preciosos rizos. Son algo menos definidos que los de la cobaya texel, ¡pero no podrás dejar de acariciarlos!

En su frente, la cobaya merino tiene un remolino o roseta y esta es su principal diferencia con otras cobayas de pelo largo y rizado. ¡La podrás distinguir fácilmente!

Esta mascota es una preciosa bola de pelo que no posee rabo. Suele medir entre 23 y 27 centímetros y, bien alimentada, su peso ideal debería estar entre 800 gramos y 1 kilo y medio.

Alimentación y comportamiento de la cobaya merino

Por si te lo preguntabas, la cobaya merino puede llegar a ser una mascota perfecta.

Como todas ellas, al principio puede presentarse un poco asustadiza. Todo mejorará cuando el animalito coja confianza con su dueño. ¡Cuando lo haga verás lo cariñosa que puede ser!

Además, es una mascota muy dócil, predispuesta a aprender trucos y juegos para potenciar su inteligencia y favorecer su entretenimiento.

Lo que sí deberías saber es que la cobaya merino es un animal al que le gusta estar en grupo. ¡Así que si le puedes proporcionar la compañía de otra cobaya, mejor que mejor!

Eso sí, recuerda que ellas deben tener su espacio en la jaula, ¡y más si son dos! Intenta que tengan una casita adecuada, ¡la puedes hacer incluso tú!

Su alimentación se cubrirá con heno, pienso, verduras y frutas, como todas las cobayas. Nada complicado de encontrar en tiendas especializas y en el propio supermercado.

Cuidados de la cobaya merino

Como todas las cobayas, estas también necesitan sus cuidados especiales.

Las visitas al veterinario serán muy importantes para poder detectar cualquiera de las enfermedades que pueden sufrir.

¡Pero tú también tienes que observarla en casa! Si tu cobaya deja de comer, puede estar sufriendo algún problema dental que se lo impida. ¡Mucho ojo!

Por lo general, no requiere grandes cuidados más que los básicos mencionados y todo el cariño del mundo.

Sin embargo, es recomendable que, de vez en cuando, peines a tu cobaya merino con un peine suave para no dañar su piel y así retirar restos de suciedad de su pelaje.

¡Pero sobre todo, quiérela mucho!

 

Foto de portada vía afectoanimal.com

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post