Te descubrimos la raza de cobaya sheltie

Te descubrimos la raza de cobaya sheltie

La cobaya sheltie es una raza fascinante. Es originaria de Reino Unido y una de las más populares en todo el mundo. ¿Quieres saberlo todo sobre esta raza de cobayas para tener una? ¡No te pierdas este post! Te contamos todo lo que necesitas saber sobre las cobayas sheltie.

 

Origen de la cobaya sheltie

Aunque en Europa se la conoce como cobaya sheltie, en el resto del mundo es más popular como cobaya silky o cobaya de Sheltand. Resulto al cruzar una cobaya self black con una peruana en los años 70, probablemente con fines experimentales, como ocurre con la mayoría de razas.

El resultado fue tan sorprendente y atractivo que se volvió realmente popular. ¡Todo el mundo quería una cobaya sheltie! No tardaron en empezar a criarla de forma consciente.

Origen de la cobaya sheltie

¿Cómo son las cobayas sheltie?

La cobaya sheltie es realmente especial y diferente al resto de razas. Tiene un pelo muy largo y sedoso, realmente brillante; la diferencia con la cobaya peruana es que la sheltie no tiene pelo largo en la cara, sino que es corto y alrededor crece hacia atrás, nunca le molesta en los ojos.

La sheltie es conocida por ser la cobaya de pelo más suave.

 

Carácter de la cobaya sheltie

Carácter de la cobaya sheltie

Si tienes una sheltie, tu cobaya será muy gentil, buena y relajada. Son algo tímidas al principio, pero al tomar confianza se vuelven realmente cariñosas y amables.

Una cobaya sheltie bien adaptada al hogar y educada se convierte sin duda en una mascota ideal.

 

Cuidados de la cobaya sheltie

Cuidados de la cobaya sheltie

Esta cobaya necesita, igual que cualquier otra, una buena alimentación. La combinación de heno con pellets y verduras frescas es lo mejor para que tenga una nutrición equilibrada y completa. Además, nunca olvides la importancia del agua.

Al tener el pelo largo, es importante cepillarlo a menudo y deberás acostumbrarla desde el principio a ello. Adora estar limpia, pero no puede conseguirlo sola: es necesario limpiar sus genitales y ano frecuentemente y mantener el pelo en buenas condiciones.

El cepillado frecuente deshará nudos y ayudará a quitar suciedad del pelaje. ¡Nunca debes bañar a tu cobaya! Si está muy sucia, lo ideal es limpiarla en seco o con un paño húmedo, pero nunca bañar.

 

¿Conocías la cobaya sheltie?

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post