una cobaya como mascota

7 razones para tener una cobaya como mascota

Las cobayas son inteligentes, divertidas, monísimas… ¡y mucho más! Hoy te vamos a dar 7 buenas razones para que comprendas por qué tener una cobaya como mascota es una idea genial. ¡Vamos allá!

7 razones para tener una cobaya como mascota

1. Su tamaño

Una de las cuestiones que tenemos que pararnos a analizar cuando vayamos a adoptar a una mascota es el espacio en el que vivimos.

Un piso de tamaño reducido no es la mejor opción para adoptar a un perro de gran tamaño. Quizás uno de pequeño, pero tampoco es muy aconsejable.

Sin embargo, ¡una cobaya no necesita mucho espacio!

una cobaya como mascota

Su jaula debe ser lo suficientemente grande para ella, para que pueda dormir, moverse y jugar, pero dado que su tamaño no suele ser muy grande (suelen rondar los 27 centímetros, en los casos más grandes), no te supondrá ningún problema.

Además, es aconsejable que todos los días saques a tu cobaya un rato de la jaula para que corretee. Como tiene que hacerlo bajo tu supervisión para evitar que se pierda o se haga daño, mejor hacerlo en una habitación.

Además, su pequeño tamaño y peso hace que sea muy cómodo cogerlas y transportarlas. ¡Son unas bolitas pequeñas de gran corazón!

2. Su higiene

¡Las cobayas son muy limpias! Les encanta mantenerse aseadas y rara vez vas a tener que bañar a tu cobaya a lo largo de su vida.

Eso sí, debes cuidar su pelaje, cepillándole el pelo para eliminar aquellos que se caigan y suciedad que se quede impregnada.

3. Tienen un carácter maravilloso

Si quieres tener una cobaya como mascota, debes saber que estos animalitos al principio pueden mostrarse desconfiados, pero una vez cojan confianza contigo, ¡verás lo cariñosas que son!

Las cobayas son muy juguetonas, curiosas, sociables y crean verdaderos vínculos afectivos con sus dueños. ¡Con su actitud sacan sonrisas a peques y a mayores!

una cobaya como mascota

4. Sus cuidados no son tan estrictos como los de otras mascotas

Debemos dejarlo claro: a las cobayas hay que cuidarlas. Pero sí que es cierto que no requieren, por ejemplo, de un paseo diario por la calle como sí lo necesita un perro.

Las cobayas tienen que pasar por el veterinario para revisiones, deben ser desparasitadas, debemos limpiar su jaula, deben alimentarse correctamente, etc. Sin embargo, el gasto económico no será tan elevado como puede ser el de un perrete o un gato.

5. Su inteligencia sorprende

Si decides tener una cobaya como mascota, ¡te va a fascinar lo inteligentes que son!

Si le dedicas un tiempo diario a su adiestramiento mientras te diviertes con ella, puedes enseñarle trucos e, incluso, puede llegar a reconocer su nombre y acudir a tu llamada.

una cobaya como mascota

6. Perfectas para casas con niños

Si quieres enseñar a los peques de la casa lo que es la responsabilidad de cuidar a un animal, puedes empezar dejándoles hacerse cargo de una cobaya. ¡Siempre con tu supervisión!

Al ser unos animalitos de hábitos sencillos, será mucho más fácil para los niños cuidarlos.

7. No son destructivas

Por mucho que eduquemos a nuestro perro o nuestro gato, siempre puede suceder que un día llegues a casa y te encuentre algo mordido o con arañazos. ¡Esto con una cobaya no pasará!

una cobaya como mascota

Tener una cobaya como mascota requiere de tu responsabilidad para cuidarla a lo largo de su vida, que puede tener una media de entre 4 y 8 años. ¡Pero créenos! Te dará mucho más de lo que ella pide.

Etiquetas: , , , , ,
Post Anterior Siguiente Post