Aspectos importantes de la raza de perro maltés

Aspectos importantes de la raza de perro maltés

La raza de perro maltés, también conocida como bichón maltés, surgió en la cuenca del Mediterráneo. Aunque por su nombre pueda parecer que su origen está en Malta, realmente se considera que es una raza procedente de Italia. Desde su aparición, la raza de perro maltés fue una de las más apreciadas, especialmente por la alta sociedad.

Su belleza y su dulzura hacen del maltés un perro perfecto que además se adapta a cualquier estilo de vida y vivienda. ¡Que no te engañe su pequeño tamaño y su eterno aspecto de cachorrito! Es un perro fuerte y juguetón, que disfruta mucho jugando, ¡es casi incansable!

Sin duda la raza de perro maltés es realmente especial. ¿Quieres saberlo todo sobre estos perros? ¡Sigue leyendo!

 

Historia de la raza de perro maltés

Historia de la raza de perro maltés

(Foto via: bichón-maltés)

La raza de perro maltés tiene un origen algo confuso: la teoría de que proviene de Italia se ha tomado como oficial, sin embargo, algunos también creen que pudieron ser llevados allí por los fenicios desde Egipto hace ya más de 2.000 años. Pero lo que está claro, y además la FCI lo corrobora, es que a pesar de su confuso nombre, no proviene de la isla de Malta. El nombre “maltés”, por el contrario, deriva del vocablo “málat”, que significa puerto o refugio; esa misma raíz fue tomada al establecer los nombres de lugares como la isla de Meleda, la ciudad siciliana Melita, o la propia Malta. Por lo tanto, estamos diciendo que la raza de perro maltés era propia de ciudades costeras. Allí, en los puertos cazaban ratas y ratones.

¡Ya en la antigua Roma apreciaban a los perros malteses! Y además, ¿sabías que el primero en hacer referencia a un perro maltés en sus escritos fue Aristóteles? Alrededor del 370 a. C., este brillante filósofo se compró uno de estos perros, y se refirió a él como Melitaei Catelli
La raza maltés fue ganando popularidad a lo largo de los siglos, y fue a partir del XVII cuando se comenzaron a cruzar y criar ejemplares con el fin de hacerlos más pequeños. ¡Se hicieron tantas combinaciones que había malteses de distintos colores! El perro de raza maltés de color blanco puro se aceptó como oficial muy posteriormente, ya bien entrado el siglo XX.

La raza de perro maltés fue oficialmente reconocida por la Federación Cinológica Internacional en 1954, estableciendo a Italia como país desarrollador y criador principal.

Características físicas de los perros de raza maltés

Características físicas de los perros de raza maltés

(Foto via: elbichonmaltes)

El perro de raza maltés es de tamaño pequeño, que pesa entre 2 y 3 kg en su etapa adulta. Su altura a la cruz no supera los 25 cm.

Su cabeza es redonda, con unos característicos ojos negros y trufa negra. Tiene orejas bajas cubiertas de pelo, que se mimetizan con el resto de la cabeza, especialmente cuando el perro tiene el pelo largo.

El pelo blanco, liso largo y sedoso es la característica más notoria de la raza de perro maltés. Es abundante, pero no tiene subcapa, como ocurre con otras razas. ¡Si se deja crecer, puede llegar hasta el suelo! Pero realmente, esto sólo suele hacerse con los perros de exposición, los malteses mascota (que es la vida que realmente les gusta), suelen llevar el pelo algo más corto, para comodidad de todos. Además, a pesar de tener el pelo largo, ¡no suelta! Si buscas una mascota pero no te gustaría ver tu casa llena de pelos, el maltés es una buena opción a tener en cuenta.

¡Aunque es pequeño, es robusto y fuerte! Sus patas son cortas (es un perro muy bajito), pero el maltés es ágil y resistente, ¡le encanta correr y jugar! Su cola es larga y terminada en punta, toda cubierta de pelo.

El carácter de la raza de perro maltés

El carácter de la raza de perro maltés

(Foto via: mundoanimalia)

Si quieres un perro de raza maltés… ¡prepárate para jugar! Es de lo más alegre y activo, además de cariñoso y muy fiel. También es muy inteligente y bastante obediente, así que podrás enseñarle todo lo que quieras: normas de conducta, juegos, trucos…  El maltés es, en todos los sentidos, un perro muy divertido y muy curioso, adora pasear olfateando cada rincón. olisqueando todo lo que encuentra.

Su carácter es excelente; es cariñoso, leal, dulce… Se adapta a vivir con cualquier tipo de persona y en cualquier lugar. Además, es una buena opción para quienes buscan su primera mascota, y también para familias con niños. ¡Adora que le den mimitos! También se lleva bien con otros perros y mascotas.

Tratarle de perrito faldero sería un error… Los malteses pueden volverse algo caprichosos si se les acostumbra a comer sobras o si se permite que desarrollen el llamado “síndrome del perro pequeño”, es decir, permitir que el perro tome el control sobre el dueño. Esto, si ocurre, dificulta muchísimo su educación.

Los perros de raza maltés están siempre muy alerta y suelen ladrar a estímulos como ruidos de la calle o el timbre de casa. Está bien si sólo lo hacen a modo de aviso, pero ¡cuidado!, si se vuelve una costumbre puede resultar molesto. Además, pueden ser algo celosos cuando gente ajena a la familia entra a casa.

La raza de perro maltés es considerada una de las más inteligentes, pero esto no significa que se deba dejar de lado el adiestramiento. El maltés, igual que cualquier otro perro, necesita educación para convertirse en una mascota perfecta.

La salud de la raza de perro maltés

La salud de la raza de perro maltés

(Foto via: bichónmaltes)

Los perros malteses, por lo general son bastante sanos. De hecho, se trata de una raza muy longeva, estos perros incluso sobrepasan los 15 años de vida en muchas ocasiones. Pero como todos los perros, existen ciertas enfermedades y problemas que pueden afectarles:

  • Su piel es delicada, así que aunque esté cubierta de pelo, hay que tener cuidado con las quemaduras solares. Las zonas expuestas son sobre todo, la raya del pelo y la barriga, en caso de que se tumbe.
  • Los problemas oculares son frecuentes, como las irritaciones por el contacto del pelo. Al tenerlos bastante saltones, también se pueden dar golpes o rozar y hacerse úlceras. Aprende como quitarle las manchas de los ojos a tu perro
  • Algunos malteses tienden a lamerse. Cuando se hace en exceso, esto puede dar lugar a irritaciones o incluso pérdidas localizadas de pelo. ¿Qué pasa si tu perro se lame mucho?
  • Los problemas en las extremidades, como la luxación patelar, son comunes en los perros de raza maltés y en general en todos los perros pequeños.
  • Los cálculos en la vejiga son más frecuentes en los perros pequeños que en los grandes, por lo que también pueden afectar al maltés, aunque no suele ser lo más habitual.
  • Es importante cuidar bien los dientes de tu perro, puesto que algunos malteses tienden a perderlos.
  • Infecciones de oído, en las que suele segregar líquido oscuro y de mal olor.

 

Cómo cuidar a un perro maltés

La raza de perro maltés requiere algunos cuidados especiales para crecer sano y feliz. Necesitará al menos un par de paseos diarios para hacer sus necesidades y ejercitarse. No es necesario que el ejercicio sea muy intenso, pero tampoco debemos hacer de nuestro maltés un perro sedentario.

El pelaje necesita peinado habitual para mantenerse sano y libre de nudos. Los ojos del maltés también se deben limpiar, preferentemente a diario, ya que tienden a segregar bastantes legañas. Hay que limpiar frecuentemente las orejas y arrancar los pelos que crezcan dentro del oído.

 

Te prometemos que si le das al perro maltés todo lo que necesita para ser feliz, te lo devolverá con creces. Además, al no soltar pelo, es perfecto para personas alérgicas. Si te decides a compartir tu vida con un perro maltés… ¡no te arrepentirás!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post