Seborrea en perros o seborrea canina

Seborrea en perros o seborrea canina

¿Sabes que existe la seborrea en perros? Es una de esas enfermedades que tenemos en común. Si tu perro tiene seborrea o sospechas que podría tenerla, ¡este artículo te interesa! Te contamos los síntomas y el tratamiento de la seborrea en perros, una patología más habitual de lo que puedas imaginar.

Qué es la seborrea en perros

Qué es la seborrea en perros
(Foto via: dog time)

La seborrea es una alteración de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo. Estas producen un exceso de sebo, es decir, grasa, y que causa molestias en la piel, picor y descamación. A veces, la seborrea es una enfermedad secundaria producida por otra patología diferente, como:

  • Alergias
  • Cáncer de piel
  • Hongos
  • Falta de nutrientes en la dieta
  • Enfermedades pancreáticas
  • Parásitos
  • Trastornos endocrinos y del metabolismo
  • Enfermedades autoinmunes

Por otro lado, la seborrea canina también puede tener un origen genético, ser hereditaria. Algunas razas que tienen más predisposición a sufrirla son:

Tipos de seborrea en perros

Tipos de seborrea en perros

Sí, resulta que hay varios tipos de seborrea canina. En concreto, hay dos:

  • Seborrea canina seca: durante las etapas iniciales de la enfermedad, se producen escamas secas de piel. Es notable a la vista, pero no supone ninguna gravedad clínica.
  • Seborrea canina oleosa: se caracteriza por una producción excesiva de grasa. Además, le quita el aspecto sano y brillante al pelaje. Los síntomas habituales son piel seca y escamosa, pelo grasiento, irritación y prurito. Es importante tratarla, si se deja que avance puede causar infecciones, fiebre, alopecia, depresión, falta de apetito, pérdida de tono muscular…

En realidad, no todos los casos, pero la mayoría de los perros que tienen seborrea muestran una combinación de los dos tipos.

Diagnóstico y tratamiento de la seborrea canina

Diagnóstico y tratamiento de la seborrea canina

Para saber por qué tu perro tiene seborrea, el veterinario debe primero estudiar si se trata de una enfermedad secundaria de otro problema. Si es así, se tratará la causa primaria para eliminar la seborrea cuanto antes. Si se descartan todas las opciones, comenzarán las pruebas para diagnosticar la seborrea hereditaria. Algunas de estas pruebas son:

  • Exámenes de la piel
  • Revisión general de salud física
  • Búsquedas de parásitos
  • Raspados de la piel para realizar biopsias
  • Cultivo de hongos
  • Análisis de sangre
  • Análisis de orina y heces

Una vez diagnosticada, la seborrea canina se trata de forma fácil si está en su etapa inicial, con un tratamiento de aproximadamente un mes. Se utilizará un champú antiseborreico, suplementos vitamínicos y, en caso de seborrea oleosa, se aplica peróxido de benzoilo o sulfuro de selenio.

Si la seborrea es hereditaria no se podrá curar, pero sí se trata fácilmente para mantener los síntomas a raya. Ayudan mucho los baños con azufre o ácido salicílico además de los medicamentos orales. Es importante darle una dieta rica en omega 3, presente en el aceite de salmón.

Esperamos que nuestra ayuda te sirva para que tu amigo se encuentre mejor muy pronto. Recuerda que es importante acudir al veterinario siempre que notes síntomas de enfermedad en tu mascota.

 

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post