perro raza Scottish terrier

Todo sobre la raza Scottish terrier

Lo primero que necesitas saber sobre la raza Scottish terrier es:

  • Altura: 15 – 35 cm.
  • Peso: 3 – 10 kg.
  • Esperanza de vida: 12 – 14 años.
  • Ideal para: Pisos, apartamentos, casas

perro raza Scottish terrier

(Foto via: pinterest)

Origen de la raza Scottish terrier

Antiguamente, en Escocia los perros terrier sólo se clasificaban en dos grupos, según la longitud de sus patas: cortas o largas. Esto provocaba que, al no haber razas definidas, se realizaban muchos cruces diferentes, lo que hace complicado saber con certeza la historia específica de la raza Scottish terrier. Lo que sí sabemos es que es originario de las tierras altas escocesas, donde se utilizaba como perro cazador de alimañas.

El perro Schottist terrier era muy popular en la zona de Aberdeen. En 1880 se escribió el estándar de la raza y empezó a ganar adeptos entre los aficionados a las exposiciones caninas.

Después de la segunda guerra mundial su popularidad bajó notablemente, pero a día de hoy sigue teniendo buena cantidad de aficionados y es muy apreciado como mascota doméstica.

Características físicas de la raza Scottish terrier

Características físicas de la raza Scottish terrier

(Foto via: mundoperro)

El cuerpo de los perros Scottish terrier es fuerte y musculoso, a pesar de ser de pequeño tamaño. Son parecidos en algunos rasgos a los West Highland white terrier o “westies”.

Tienen un espalda recta y fuerte, que junto a sus poderosas patas hacen de este perro un animal sorprendentemente ágil y rápido.

La cabeza del perro Scottish terrier es muy llamativa; es notablemente larga en proporción con la talla del perro. Además, tiene una graciosa barba que le da un toque de distinción. Los ojos son oscuros y de expresión inteligente. En cuanto a las orejas estas se caracterizan por ser erguidas y puntiagudas.

La cola del perro Scottish terrier es mediana, más ancha en la base que en la punta y bastante recta. La llevan erguida.

El pelo es de doble capa. La interna es corta, suave y densa, mientras que la externa es más dura, también abundante y de textura “pelo de alambre”. Hay varios colores aceptados en el estándar de  la raza: negro, trigo o cualquier atigrado.

Temperamento del perro Scottish terrier

Cómo es el temperamento del perro Scottish terrier

(Foto via: misanimales)

Los Scottish terrier son perros muy valientes, de carácter fuerte y decidido y de gran autonomía. Son fieles, inteligentes y muy juguetones con su familia, pero algo reservados con los extraños. Con personas desconocidas no son agresivos, pero sí con otros animales, especialmente con otros perros de su mismo sexo. Además, tienen instinto de presa, por lo que cazan animales pequeños. Por estos motivos, la socialización de los perros de raza Scottish terrier es esencial para que desarrolle capacidades correctas y pueda relacionarse.

Existen algunos problemas de comportamiento en esta raza, como los ladridos excesivos y la tendencia a cavar cuando tienen oportunidad. Si tienes jardín, ¡querrá llenarlo de hoyos! Además, como ya hemos comentado, los ataques a otros animales. Estos comportamientos se pueden anular mediante un buen adiestramiento.

Los cuidados del perro Scottish terrier

Los cuidados del perro Scottish terrier

El pelo de este perro demanda bastante atención, debe ser peinado al menos 3 o 4 veces por semana para eliminar enredos. Además, recuerda limpiarle la barba cada día.

Necesitará un corte de pelo cada 4 meses aproximadamente. El baño del Scottish terrier no debe ser muy frecuente.

Los Scottish terrier son perros muy activos y curiosos, por lo que demandan mucho ejercicio físico y mental. Gracias a que son pequeños, el ejercicio complementario a los paseos pueden realizarlo dentro de casa.

Son perros muy inteligentes, por lo que el adiestramiento canino no es muy complicado. Recomendamos el adiestramiento en positivo, puesto que no reaccionan bien a los gritos y castigos. Prueba el adiestramiento con clicker, da muy buenos resultados.

Salud del perro Scottish terrier

Por desgracia, se trata de una raza con alta propensión a sufrir varios tipos de cáncer canino, como el de vejiga, intestinal, estomacal, de piel y de mama. También es algo frecuente la enfermedad de Von Willebrand, alergias y lesiones de mandíbula. Los problemas de columna son menos frecuentes, pero también se han conocido casos.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post