por que hay tantos peluches de animales

¿Por qué hay tantos peluches de animales?

¿Alguna vez te habías preguntado por qué hay tantos peluches de animales? Osos, leones, tigres, vacas, burros, tiburones… Todo tipo de animales, incluso esos que podrían matarte y comerte de un bocado están representados en peluches adorables. Y sí, los osos también pueden ser animales peligrosos por mucho que parezcan inocentes en peluche.

niño con peluche

(Foto vía: Madreshoy)

Hemos pasado de Mickey Mouse a Peppa Pig, de los tamagotchis a los smartphones… Pero los peluches de animales siguen triunfando por los siglos de los siglos. Raro es no encontrar en cualquier casa (incluso sin niños) uno de estos peluches.

En Wakyma hemos hecho uno de nuestros estudios exhaustivos sobre esta cuestión y hemos llegado a varias conclusiones que no te puedes perder:

1. Los niños se sienten poderosos

Generalmente, según un análisis de los sábados por la tarde en los parques de Madrid, los niños están hasta los cojones de que los padres estén todo el día dándoles órdenes. ¡Los animales son su oportunidad para cambiar los papeles! Ahora les toca a ellos cuidarles.

niña cuidando peluche

(Foto vía: Guiainfantil)

2. Los animales siempre les sonríen

En estos parques que acabamos de mencionar, también nos hemos dado cuenta de una cosa: los padres acaban otras tantas veces hasta los cojones de los niños. Se enfadan, les riñen… Y los niños sienten que les están fallando. En cambio, ¡un animal nunca les va a juzgar! Y menos aún si es en forma de peluche, siempre suave y con cara sonriente.

sonrisa peluche

(Foto vía: Pequelia)

Aunque a veces resultan sonrisas un poco sádicas, todo hay que decirlo.

3. No se rompen

Piénsalo. Todos los juguetes se rompen, pero los peluches no. Siempre son fieles, como los perros.

oso gastado

Eso sí, llegará un momento en el que el peluche se parecerá a Chucky, el muñeco diabólico. Si le tienes mucho cariño, cuando llegue ese momento vigila a tu madre, seguramente esté planeando matarlo.

4. Ahorras en gastos

Una vez lo compras, no necesitas gastar nada más en él. Generalmente, los peluches no comen y no necesitan cuidados especiales, con que los metas de vez en cuando en la lavadora vale.

peluches lavadora

5. No necesitas una carrera para operarle

¿Siempre has soñado con ser médico pero no has tenido dinero/ganas de estudiar la carrera? Con un peluche tus sueños se harán realidad.

operacion oso peluche

Además, generalmente los peluches tampoco hacen sus necesidades donde no deben. Y lo más importante de todo… ¡Son muy gustosos! Abrazarles siempre es un placer. ¿Sorprendido? ¡Pues ya sabes! Pon otro animal de peluche en tu vida.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post