por qué mi perro tiembla

¿Por qué mi perro tiembla mucho? ¡Estas son las posibles causas!

¿Has observado cómo tu perro comenzaba a temblar, pero no conoces el motivo? Las razones pueden ser muchísimas y es necesario que analices tu entorno para saber por qué tu perro tiembla. ¡Estas suelen ser las causas de temblores en perros más frecuentes!

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Mi perro tiembla: ¿por qué?

Es normal que si vemos que nuestro perro tiembla, nos preocupemos.

¿Tiene miedo? ¿Es frío? ¿Está enfermo? Todas ellas son posibles causas, pero no las únicas.

Mi perro tiembla por motivos psicológicos

Felicidad extrema

Sí, como ves, queremos pedirte que no te alarmes a la primera de cambio si ves a tu perro temblar, ya que no siempre es por algo negativo.

Hay perretes que, ante un estado de gran felicidad o excitación, comienzan a temblar. Sobre todo, es muy común en razas pequeñas.

Miedo

Los perros también sienten miedo y es muy normal, como nos sucede a nosotros, que cuando el temor se apodera de nuestro cuerpo, este reaccione temblando.

Uno de los miedos que más provocan temblores son los ruidos fuertes inesperados, como es el de la pirotecnia.

Nerviosismo y ansiedad

Los motivos que causan ansiedad a un perro son muchos:

  • Falta de atención.
  • Miedos.
  • Falta de ejercicio físico.
  • Ansiedad por separación.
  • Pasar mucho tiempo solo.
  • Falta de socialización.
  • Cambios en el ambiente.

¿Puedes relacionar alguna de estas causas con la situación actual de tu peludo? Si es así, quizás ahí tengas la respuesta del porqué de sus temblores.

causas psicológicas por las que un perro tiembla

Mi perro tiembla por un motivo físico

Las causas físicas por las que un perro puede llegar a temblar son superiores a las causas psicológicas. ¡Toma nota de ellas!

Hipoglucemia

Quizás tu perro esté sufriendo una bajada de azúcar y su cuerpo te lo está haciendo saber con temblores.

Los perros con diabetes y algunas razas pequeñas son las más propensas a tener este problema que debes atajar inmediatamente. Para ello, dale un poco de agua con azúcar y espera para ver si deja de temblar. Si es así, una vez estabilizado, dale algo de comer.

Vejez

El paso de los años deja secuelas en nuestros peludos. Algunas de ellas son enfermedades que pueden llegar a causarles temblores, como la artritis o daños neuronales.

Frío

¿Tú tiemblas si tienes frío? A nuestros perros les pasa lo mismo. Aunque gracias a su manto de pelo hay muchos perretes que pueden aguantar temperaturas un poco más bajas que nosotros, no son inmunes al frío.

A todas se les debe proteger cuando la temperatura desciende, pero hay razas de perros que son especialmente sensibles al frío.

¡Recuerda mantener a tu mascota en un ambiente de temperatura agradable!

causas físicas por las que un perro tiembla

Dolor

Cualquier dolor físico intenso puede provocar una reacción general en el cuerpo de tu mascota que haga que tiemble.

Tratamiento médico

¿Tu perro tiembla y, casualmente, ha empezado hace poco algún tipo de tratamiento médico? Ese temblor podría ser un efecto secundario de la medicina.

Envenenamiento o intoxicación

¿Tu perro ha comenzado a temblar y sospechas que ha ingerido algo peligroso? ¡No pierdas el tiempo! Puede haberse envenenado o intoxicado.

Lleva a tu perro a un lugar fresco y llama de inmediato al veterinario. Dale todas las explicaciones que puedas sobre el causante del envenenamiento o intoxicación (si lo sabes con exactitud, mejor) y el profesional te hará las recomendaciones de los primeros auxilios que debes ofrecerle a tu mascota.

Causas neurológicas

Antes decíamos que la edad podía acarrear en los perretes algunos problemas neurológicos que provocasen temblores. Sin embargo, hay otros problemas neurológicos que se pueden dar en cualquier etapa de la vida del perro, como el síndrome de Shaker o la epilepsia canina.

Fiebre

La fiebre es otra de las causantes de que tu perro tiemble.

motivos por los que un perro tiembla

Problemas musculares

Si tu perro no tiene muy trabajados sus músculos y hace un esfuerzo intenso, puede pasar que luego le tiemblen las patitas.

A su vez, otros tipos de problemas musculares más graves pueden hacer que, además de temblar, al perro le cueste caminar y se caiga.

Enfermedades

Hay muchas enfermedades que tienen como síntoma el temblor. Por poner un ejemplo, el moquillo es una de ellas.

¿Qué hago si mi perro tiembla?

Como has podido comprobar, de todas las razones que hemos expuesto que pueden causar que un perro tiemble, solo hay una positiva: la felicidad.

El resto de motivos de temblores caninos necesitan de nuestra atención para ayudar al perrete.

Dado que la mayoría de las causas van asociadas a problemas de salud, lo aconsejable es que, si sabes que tu perro no está temblando por un susto en concreto, acudas al veterinario para que lo examine.

El profesional determinará la causa de sus temblores y podrá recomendarte un tratamiento adecuado o aconsejarte sobre los pasos a seguir.

qué hacer si tu perro tiembla

En caso de tratarse de miedo o ansiedad, debes tener claro que no puedes castigar ni gritar a tu perrete por tener esa actitud.

Al igual que en las personas, hay ciertas fobias que se superan con el tiempo, pero hay otras que no. En el caso de los perros, por ejemplo, debes ayudarle con su temor a la pirotecnia, ya que es algo que les afecta muchísimo.

Por otro lado, como has visto, las causas de la ansiedad son muchas y, por lo tanto, habrá diversas formas de tratar la ansiedad canina: unas se tratarán médicamente, y otras necesitarán de actividades físicas para que desaparezcan.

En cualquier caso, si tu perro tiembla y no es porque está loco de contento al verte llegar a casa, ¡no lo ignores!

Preguntas frecuentes relacionadas con “Mi perro tiembla mucho”

Estas son algunas de las preguntas que más nos solemos hacer cuando un perro tiembla.

¿Por qué mi perro tiembla constantemente?

El temblor en los perros puede deberse a muchas causas diferentes, desde frío hasta ansiedad. Es importante observar otros comportamientos, analizar el entorno y consultar al veterinario en caso de dudas.

¿Es normal que mi perro tiemble después de un baño?

Sí, algunos perros tiemblan después del baño debido al estrés que les produce esta situación o a la sensación de frío tras mojarse.

¿Es señal de algo grave si mi perro tiembla ocasionalmente?

No siempre, pero si el temblor es persistente o se acompaña de otros síntomas preocupantes, es crucial buscar la opinión de un veterinario.

¿Mi perro tiembla porque tiene miedo?

El temblor de un perro puede ser una respuesta al miedo o la ansiedad. Identificar la causa específica es clave para abordar el problema.

¿El temblor en mi perro puede ser causado por problemas neurológicos?

Sí, algunas condiciones neurológicas pueden provocar temblores en los perros. Una evaluación veterinaria es esencial para un diagnóstico preciso.

¿El temblor en los perros siempre indica un problema de salud?

No, que un perro tiemble no siempre es indicador de un problema de salud. Puede ser una reacción normal o relacionarse con factores emocionales. Sin embargo, es recomendable consultar al veterinario si persiste o es frecuente.

¿Los perros mayores tiemblan más que los jóvenes?

Al igual que los humanos, algunos perros mayores pueden experimentar temblores debido a la edad y a condiciones como la artritis. Es vital que un veterinario evalúe cualquier cambio en el comportamiento

¿Cómo puedo calmar a mi perro cuando tiembla?

Dependerá de la causa. Si es por nervios o frío, por ejemplo, proporciona un ambiente tranquilo, usa mantas para mantenerlo abrigado y ofrece caricias suaves para tranquilizarlo.

¿Las razas pequeñas tiemblan más que las razas grandes?

Algunas razas pequeñas son más propensas al temblor debido a su tamaño y metabolismo más rápido, pero no es una regla fija.

¿Puedo administrar medicamentos humanos a mi perro para reducir el temblor?

No. Nunca mediques a tu perro sin la orientación de un veterinario, ya que algunos medicamentos humanos pueden ser gravemente perjudiciales para ellos.

¿Cómo puedo saber si mi perro tiembla debido al dolor?

Observa si hay cambios en su postura, evita tocar ciertas áreas o comprueba si emite gemidos. Si sospechas dolor, busca la asesoría de un profesional.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *