ayuda a tu mascota con su miedo a los fuegos artificiales

Ayuda a tu mascota con su miedo a los fuegos artificiales

Durante las fiestas navideñas se suelen utilizar muchísimo los petardos y fuegos artificiales para acompañar las celebraciones. Los que conocemos el riesgo de su uso y el daño que causa su ruido a mascotas y personas,  sabemos que son completamente innecesarios, pero, por desgracia, son muy pocos los países que los prohíben o que toman medidas, como el caso de Italia y su pirotecnia sin ruido.

Así que hoy os vamos a dar algunos consejos para ayudar a vuestras mascotas a pasar con la mayor paz posible el mal rato que les provocan los fuegos artificiales.

Consejos para cuidar a tu mascota cuando hay fuegos artificiales

Ansiedad, temblores, taquicardias… Son muchas las consecuencias que sufren nuestros perros por la acustofobia, el miedo a los ruidos fuertes. Si el perro está delicado de salud, podría llegar a causarle, incluso, la muerte.

Además, durante las fiestas, el número de perros que se escapan o se pierden aumenta, ya que los grandes sustos provocados por la pirotecnia hacen que huyan y se desorienten si están fuera de casa o tienen la puerta abierta.

En caso de que tu mascota permanezca en el hogar, debes saber que cuando escucha uno de estos ruidos querrá ir a esconderse a un lugar en el que se sienta protegido. Si es un lugar seguro, deberías permitirle quedarse y no obligarle a salir.

Piénsalo: si su instinto le ha guiado hasta debajo de tu cama o el rincón de esa habitación, es que allí se siente más seguro.

perros y miedo a la pirotecnia

Permanece a su lado y háblale con voz positiva hasta que se calme. ¡Y jamás le grites! Recuerda que está sintiendo un terror tremendo y si no te está haciendo caso, es porque verdaderamente está atemorizado.

Por otro lado, puedes intentar familiarizar a tu mascota con un lugar aislado antes de que se produzcan las explosiones de petardos o fuegos artificiales.

Por ejemplo, puedes buscar un cuarto en tu casa donde no haya ventanas para que no entre el ruido, como el baño.

Allí, días antes, puedes empezar a pasar un tiempo con tu peludito jugando, colocando su mantita para que se tumbe y haciendo que se acostumbre a esa estancia.

Cuando llegue el momento de la pirotecnia, si ves que no corre hacia algún lugar en concreto y que solo te busca a ti o se ha quedado paralizado, cógelo y llévalo hacia ese lugar.

Túmbalo en su cama y ponte a su lado. Intenta jugar con él, acaríciale suavemente o hazle un masaje, si se deja, para que se calme. Incluso puedes usar el método de vendaje Tellington Ttouch para que se sienta más protegido.

Si puedes poner música tranquila que apague los sonidos externos, muchísimo mejor. Eso sí, no la pongas excesivamente alta para no empeorar su miedo.

Puedes incluso, darle algún tipo de premio como compensación al mal rato, para que se relaje y vea la situación con algún toque positivo.

Recuerda que no puedes evitar que todo el vecindario lance petardos o fuegos artificiales, pero sí puedes ayudar a tu mascota a pasar ese mal trago.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.