Problemas respiratorios en perros

Problemas respiratorios en perros, ¡hablamos de ellos!

Los problemas en perros pueden comprometer seriamente su calidad de vida, dificultando su captación de oxígeno. Existen varios tipos diferentes de problemas referentes al aparato respiratorio de los perros, vamos a repasar los más importantes. Generalmente, la calidad de vida se puede recuperar con un tratamiento adecuado.

 

Problemas respiratorios en perros

Problemas respiratorios en perros

¿Cuáles son los problemas respiratorios en perros más importantes? Si tu perro tiene alguna dificultad para respirar o mucha tos, puede que tenga alguna de las siguientes condiciones respiratorias:

Disnea

La disnea es la dificultad para respirar, si tu perro tiene un episodio de disnea, generalmente lo notarás porque sus fosas nasales se abren más de lo normal, su abdomen se abulta demasiado, la respiración es sonora (ronquidos)… En general, el esfuerzo que hace para respirar es mucho mayor del habitual.

La disnea en perros puede venir causada por algún problema externo, como síntomas de una enfermedad: fiebre, dolores, obesidad, ansiedad, enfermedades cardíacas, neuromusculares, hematológicas o del metabolismo. Otras veces, se trata directamente de un problema respiratorio: fosas nasales demasiado pequeñas, canales respiratorios muy cortos, tumores en la tráquea, algún objeto extraño en el sistema respiratorio…

Por lo general, los perros de hocico chato suelen tener más problemas de disnea, como las razas lhasa apso, carlino o bulldog inglés y bulldog francés. En estos casos, para no empeorar la situación (que no tiene solución pues es un defecto genético) es fundamental evitar la obesidad.

 

Taquipnea

Respiración agitada, más rápida de lo normal. En este caso, el perro no jadea, sino que mantiene la boca cerrada, por lo que no da muestras externas de problemas respiratorios.

Los jadeos, por el contrario, se dan cuando el perro tiene la boca abierta y tienen un propósito: regular la temperatura del perro cuando tiene demasiado calor. Un jadeo moderado es normal, pero si se mantiene demasiado tiempo podría ser síntoma de un golpe de calor y hay que actuar de inmediato.

La taquipnea, en los casos más graves, suele ser consecuencia de enfermedades como el asma, anemia, hipoxia, edema pulmonar, hemorragia pulmonar y tumores.

Problemas respiratorios en perros

Enfermedades de las vías respiratorias altas

Las más destacables son:

  • Traqueítis infecciosa: inflamación del cartílago que recubre la tráquea. Los ladridos prolongados, el colapso de la tráquea, alteraciones genéticas y enfermedades del corazón son algunas de las causas. El único síntoma suele ser una tos persistente.
  • Tos de las perreras: provocada por la Bordetella, la tos de las perreras da una tos seca  acompañada de excreción nasal purulenta. Se cura con antibiótico, pero es muy peligrosa si no se trata y sobre todo muy contagiosa entre perros.
  • Hipoplasia traqueal: es un defecto congénito, un desarrollo insuficiente de los anillos traqueales. Suele estar asociada a otros problemas como el alargamiento del paladar blando, problemas cardiacos o dilatación esofágica.
  • Colapso de la tráquea: estrechamiento de la tráquea en un punto determinado. Es frecuente en perros de avanzada edad y sobre todo en los de tamaño pequeño y miniatura.

Problemas respiratorios en perros

Enfermedades de las vías respiratorias bajas

  • Bronquitis agudas: presenta tos y mucosidad y sus causas suelen ser infecciones, inhalación de humo o de polvo, tumores, colapso traqueal, inflamación del corazón y algunas alergias.
  • Bronquitis crónica: tos aguda y persistente durante más de dos meses, debida a inhalaciones de tóxicos, alergias o enfermedades crónicas. Los perros con esta enfermedad no suelen tolerar bien la actividad física.
  • Bronquitis alérgica: suele ser tos seca, como respuesta a algún agente externo que ha producido alergia. Puede transformarse en crónica si no se trata.
  • Edema pulmonar: acumulación de líquido en los pulmones que puede ser causado por muchas enfermedades o circunstancias. Es muy grave, los perros suelen presentar taquipnea y tos con sangre.
  • Hipersensibilidad: respuesta a uno o varios alérgenos, generalmente en forma de tos.
  • Tumores pulmonares: también pueden provocar graves problemas respiratorios.
  • Contusiones pulmonares: pueden provocar hemorragias, disnea aguda y mucho dolor en el perro.

 

Estos problemas respiratorios en perros son más o menos graves en función de cada caso y las circunstancias, pero ten en cuenta que sea cual sea, si tu perro sufre alguno, necesitará tratamiento. ¡No ignores las enfermedades de tu mascota, busca atención veterinaria lo antes posible!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post