Hablamos sobre el cáncer de mama en las perras

Hablamos sobre el cáncer de mama en las perras

Ojalá no tuviéramos que escribir sobre este tema, pero el cáncer de mama en las perras existe y necesita atención. De hecho, prácticamente todas las especies animales somos susceptibles a padecer cáncer, prácticamente ninguna se libra! Por suerte, si es que se le puede llamar así, como los humanos y los perros tenemos organismos bastante similares, los estudios y avances científicos sobre el tratamiento del cáncer son igualmente aplicables a los perros.

¿Tu perra tiene cáncer de mama? Te lo contamos todo sobre esta enfermedad, informarte te ayudará a no desesperar.

 

Cáncer de mama en las perras

Cáncer de mama en las perras
(Foto via: doogweb)

El cáncer de mama en las perras es realmente frecuente, se dan el triple de casos en perras que en mujeres. Igual que ocurre con los humanos, el cáncer de mama puede también afectar a los perros machos, pero es mucho menos frecuente que en las hembras, hasta 100 veces menos común.

En el caso de las perras jóvenes, los tumores suelen ser benignos, pero una vez desarrollados aumenta mucho el riesgo de sufrir otros tumores, esta vez malignos, en el futuro. ¿Sabías que mucha gente cree que el cáncer de mama en las perras es más frecuente en perras que no han tenido ninguna camada? Esto, sin embargo, es totalmente falso; que una perra nunca haya criado, de ningún modo afecta a la probabilidad de padecer cáncer.

Lo que sí ayuda a reducir notablemente la probabilidad de desarrollar tumores cancerosos es la castración. Es recomendable, especialmente en los casos de perras que ya han tenido algún tumor mamario, incluso si era benigno. Si castras a tu perra reducirás casi por completo el riesgo de sufrir cáncer de mama, hasta el 0,05 %.

 

Tratamiento del cáncer de mama en las perras

Tratamiento del cáncer de mama en las perras
(Foto via: canandcam)

Normalmente, para realizar el diagnóstico de cáncer mamario se recurre a la palpación directa de las mamas en busca de tumores, así como a pruebas de diagnóstico por imagen, como radiografías y ecografías. Además, son habituales las citologías y los análisis completos de sangre, e incluso a veces centellografía de cicatriz quirúrgica, aunque esta última es mucho menos habitual.

Por lo general se realiza una mastectomía, es decir, no sólo se extirpa el tumor o tumores, sino también la mama o mamas afectadas, ,ya que si se deja la mama enferma puede volver a desarrollar otro tumor. Después se envía la muestra a laboratorio para examinarlo y dar un diagnóstico bien detallado.

Casi en todos los casos, esta cirugía se complementa con quimioterapia. La quimioterapia en perros suele dar muy buenos resultados, se aplica prácticamente igual que en los humanos y además no suele dar a los perros los efectos secundarios típicos de las personas, como vómitos, diarreas o pérdida de pelo.

 

El cáncer de mama en las perras suele tratarse bien y curarse con quimioterapia en la mayoría de los casos, pero recuerda que es muy importante detectarlo lo antes posible para multiplicar la probabilidad de recuperación. Además, ¡castra a tu mascota! Tanto si es hembra como macho, la castración evita el cáncer y otras muchas enfermedades, así como problemas de comportamiento. ¡Tiene muchas ventajas!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post