Cómo tratar la obesidad en perros

Cómo tratar la obesidad en perros

La obesidad en perros es cada vez más preocupante en España, el ritmo de vida de los perros domésticos está haciendo que ganen peso y pierdan en salud. ¡Y muchos dueños de perros ni siquiera lo saben! Sin embargo, este exceso de peso en nuestras mascotas se puede tratar para que su salud mejor de nuevo. Si tienes un perro obeso, ¡te contamos qué hacer!

Cómo tratar la obesidad en perros

Cómo tratar la obesidad en perros
(Foto via: misanimales)

Según la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales, la obesidad en perros es bastante preocupante, de hecho, entre el 20 y el 40% de animales de compañía la padecen.

Los perros que padecen sobrepeso corren un gran riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, problemas óseos, diabetes, infartos… ¡Montones de problemas! Especialmente cuando permitimos que ese sobrepeso siga aumentando y se convierta en obesidad.

Para ayudar a tu perro sigue estos consejos:

Adapta su dieta

Si quieres que tu perro baje de peso, necesitará un pienso específico para ello. Tu veterinario te aconsejará las dosis adecuadas en función de su peso, raza, edad y otros factores. ¡Sigue siempre sus indicaciones!

Que su comida tenga la proporción adecuada de nutrientes

Cómo tratar la obesidad en perros

A la hora de elegir un pienso para tratar la obesidad en perros no sólo se trata de buscar uno bajo en grasas. Es importante seguir dándole los nutrientes que necesita, por lo que deberás buscar un alimento con un equilibrio adecuado: pocas grasas e hidratos de carbono, pero bastante proteína y fibra.

¿Sabías que la fibra, además de facilitar la digestión, ayuda a saciarse antes? Esto es realmente útil si tienes un perro especialmente glotón.

Cuida sus raciones y horarios

Para que se adapte cuanto antes a esta nueva dieta, es importante seguir una rutina: dale de comer siempre a la misma hora. Además, respeta siempre las raciones recomendadas.

Las rutinas en general son muy importantes para adiestrar y educar a las mascotas. Si tu perro no quiere comerse la comida, después de un rato retira el plato; verás que cuando se lo vuelvas a poner sí comerá. Si queremos que nuestro perro pierda peso, no conviene dejar el plato con comida siempre a su disposición, debe acostumbrarse a que hay que comer en ciertos momentos, cuando tú se lo digas.

Cómo tratar la obesidad en perros

Nada de premios

Es muy importante que te tomes en serio la nueva dieta de tu perro, si no no se librará nunca de la obesidad. ¡Se acabó eso de darle sobras de tu comida! Tiene grasas, sal y otros condimentos que no le convienen en absoluto.

Por otra parte, puedes seguir dándole de sus galletas o barritas para perros, pero reduce la frecuencia, ya que pueden tener demasiadas calorías.

¡Más ejercicio!

El principal culpable de la obesidad en perros es el sedentarismo, por lo que se acabó eso de estar todo el día tirado en el sofá. ¡Hay que aumentar el ejercicio! Por supuesto, siempre dentro de las capacidades físicas de tu mascota, pasarse puede ser tan perjudicial como quedarse corto.

Se trata de cambiar el estilo de vida a una más sana y activa, poco a poco ve aumentando la duración de sus paseos. ¡Así también aprovecharás tú para moverte más y pasarás más tiempo con él! Ganaréis ambos en salud y confianza.

Cómo tratar la obesidad en perros

A jugar…

Fomenta también el ejercicio moderado en casa jugando con tu perro: saltar obstáculos, correr, saltar, tirar y recoger una pelota… ¡Hay montones de posibilidades! Incluso si vives en una casa pequeña sin jardín, puedes coger su juguete favorito y pasar juntos un buen rato.

Cómo elegir el mejor juguete para tu perro.

Obsérvate a ti mismo

¿Sabías que tu perro tiene mayor probabilidad de ser obeso si tú también lo eres? Es decir, sin darnos cuenta, les trasladamos a nuestras mascotas nuestro estilo de vida y costumbres.

Tratar la obesidad en perros es una buena oportunidad de revisar y valorar tu propio estilo de vida y tus hábitos alimenticios.

Obesidad por otras causas

Si el cambio de dieta y el ejercicio no mejoran el estado físico de tu mascota, es posible que su obesidad no se debiese a un estilo de vida insano, sino a causas genéticas  o alguna enfermedad. ¡Consulta a tu veterinario!

 

¡La obesidad de tu mascota es un problema que debes solucionar cuanto antes! Recuerda que es su salud lo que está en juego.

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post