Obesidad canina

Obesidad canina: Causas, síntomas y tratamiento

La obesidad canina es cada vez más frecuente entre los perros que llevan una vida doméstica. ¿A qué se debe esto? ¿Es culpa nuestra? Te contamos qué produce este exceso de peso y qué puedes hacer si tienes un perro con obesidad para ayudarle a recuperar su calidad de vida.

 

Causas de la obesidad canina

Causas de la obesidad canina

La causa principal de la obesidad, tanto en perros como en cualquier otro animal, es una ingesta de calorías superior a la energía que se gasta. Pero esto es muy obvio, y no es la única causa. Otros factores que influyen en que un perro acabe obeso son:

Su raza

Hay razas más predispuestas a acumular kilos de más, como:

Sin embargo, aunque exista predisposición genética, cualquier perro, de raza o mestizo, puede padecer obesidad si sus condiciones de vida no son las adecuadas.

 

Edad

Según los perros envejecen van perdiendo masa muscular, por lo que ya no es necesario ingerir tantas calorías como antes. Además, por lo general también son menos activos, así que hay que disminuir su ingesta de calorías en proporción a la disminución de ejercicio físico.

Si esto no se hace correctamente, la consecuencia es la obesidad. Muchos de los casos de obesidad canina se dan en perros de edad avanzada.

 

Castración

La castración de los perros altera la producción de hormonas sexuales y supone un cambio en el metabolismo. Especialmente durante los 6 meses posteriores a la operación conviene reducir el consumo de calorías en un 30% para evitar que aparezca el sobrepeso.

Causas de la obesidad canina

Medicamentos

Medicamentos como los anticonvulsivos o los glucocorticoides pueden suponer un aumento de peso en el perro, por lo que se toman siempre con mesura y bajo vigilancia veterinaria.

 

Alimentación y estilo de vida

El tipo de dieta que das a tu perro, desde luego, influye en su peso. Si es de baja calidad, tiene demasiadas grasas o demasiada proteína, tu perro ganará más peso del adecuado.

Además, tenemos la mala costumbre de dar a nuestros perros restos de nuestra comida, lo que les aporta sal, condimentos, grasas y más cosas que NO necesitan ni les resultan beneficiosos.

Por otro lado, si tenemos un estilo de vida muy sedentario, nuestro perro también la tendrá. ¡No dejes que le falte ejercicio! ¿Sabías que un perro tiene mayor probabilidad de ser obeso cuando su dueño también lo es?

 

Salud

Las enfermedades que pueda tener un perro a veces también influyen en su peso. Es el caso, por ejemplo, de la diabetes; además, el hipotiroidismo también genera obesidad canina.

 

Síntomas de obesidad canina

Síntomas de obesidad canina

Este apartado es bastante obvio. Sabrás que a tu perro le sobran kilos cuando:

  • Está ganando demasiado peso
  • Si le tocas el tórax, no notas las costillas
  • Le cuesta moverse
  • Tiene pereza para salir a la calle
  • Camina más lento y se cansa enseguida
  • Tiene muchas dificultades para subir y bajar escaleras, u otras actividades que antes hacía sin problema.

En este caso, hay que poner solución cuanto antes, ya que cuando la obesidad se agrava puede tener consecuencias horribles en la salud del perro, como enfermedades cardiovasculares, mayor riesgo de producir tumores, problemas óseos, sensibilidad a medicamentos y anestesias, diabetes, hipertensión…

 

Tratamiento de la obesidad canina

Tratamiento de la obesidad canina

Si tu perro es obeso, seguramente tengas que reconsiderar su dieta. El veterinario te dará pautas para darle una alimentación más sana y baja en calorías para poco a poco ir recuperando su peso ideal. Por lo general se recomienda una alimentación baja en grasa y alta en proteína y fibra.

Por supuesto, en complemento a la alimentación, hay que incrementar el ejercicio físico. No se trata de subir el nivel muchísimo, ya que no podrá soportarlo y tampoco es bueno, pero tendrá que hacerse moderadamente pero con constancia. ¡Necesita huir de la vida sedentaria!

Para evitar que empeore y favorecer la recuperación, tendrás que controlar las raciones de comida y olvidarte de darle de la tuya.

 

¿Tu perro tiene obesidad? ¡Debes solucionarlo ya!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post