Enfermedades asociadas a la obesidad en gatos

Obesidad en gatos: Causas y tratamiento

La obesidad en gatos es un problema cada vez más habitual entre las mascotas felinas, que cada vez comen más y con más calorías y llevan vidas más sedentarias. Esto no es en absoluto una buena noticia; la obesidad felina es realmente preocupante, no sólo por la cantidad de gatos afectados, sino también por el daño que produce en su salud y calidad de vida.

 

La obesidad en gatos

La obesidad en gatos

La obesidad afecta a aproximadamente el 40 % de los perros y gatos domésticos. Estos datos son realmente negativos, se trata de un porcentaje muy alto de mascotas afectadas. La obesidad en gatos puede acarrear otras enfermedades paralelas, como diabetes o problemas cardiovasculares y articulares.

La obesidad es un exceso de grasa corporal. Se considera que un gato tiene sobrepeso cuando supera en un 10 % su peso corporal ideal, y obesidad cuando supera el 20 %.

Cualquier gato puede desarrollar obesidad, pero son más propensos los adultos de entre 5 y 11 años. Además, los gatos castrados suelen subir de peso considerablemente si no se evita, ya que tienden a comer más y moverse menos. Muchos propietarios no son conscientes de que a su gato le sobra peso hasta que la situación ya es bastante grave; si no sabes cuál es el peso ideal y saludable de tu mascota, lo mejor es que acudas al veterinario.

 

Causas de la obesidad en gatos

Causas de la obesidad en gatos

Más que causas directas, en el caso de la obesidad podemos hablar de factores de riesgo que desencadenan sobrepeso y obesidad en nuestros gatos:

  • Edad: como decíamos, la mayor parte de gatos obesos tiene entre 5 y 11 años, por lo que es conveniente tomar medidas preventivas según se va haciendo mayor.
  • Sexo: la obesidad es más recurrente en gatos machos, especialmente en los esterilizados.
  • Problemas endocrinos: los desequilibrios hormonales pueden llevar a una falta de sensibilidad a la insulina y favorecer la acumulación de grasa en el organismo.
  • Raza: por lo general, las razas puras tienden menos a la obesidad que los mestizos, a excepción de la raza manx.
  • Entorno: los gatos que conviven con otras mascotas interactúan y se mueven más, lo que reduce el riesgo de desarrollar obesidad. Igualmente, tu gato se mantendrá en su peso ideal si tiene oportunidad de salir al exterior y ejercitarse.
  • Alimentación: algunos alimentos para gatos son excesivamente calóricos. Además, ¿sabías que tu estilo de vida afecta al de tu mascota? Si le das de tus sobras, sólo utilizas la comida como refuerzo positivo o eres muy sedentario y juegas con él, probablemente desarrolle obesidad.

 

Enfermedades asociadas a la obesidad en gatos

Obesidad en gatos

Como hemos comentado, uno de los mayores peligros de la obesidad es que suele ser desencadenante de otras enfermedades. Algunas de las más frecuentes entre gatos obesos son:

  • Colesterol
  • Hipertensión
  • Problemas óseos y articulares
  • Diabetes
  • Falta de resistencia al ejercicio
  • Problemas respiratorios
  • Enfermedades urinarias
  • Hígado graso
  • Debilitación del sistema inmune

Ya ves, ¡la obesidad en gatos conlleva muchos riesgos! Lo mejor es evitarla, pero si tu gato ya tiene obesidad o sobrepeso, ¡acude a tu veterinario para buscar un tratamiento!

 

Tratamiento de la obesidad en gatos

Tratamiento de la obesidad en gatos

Lo primero que debes tener claro sobre el tratamiento de la obesidad en gatos es que hace falta mucho compromiso por tu parte. Este tratamiento necesitará seguimiento veterinario constante, además de responsabilidad para darle en casa los cuidados que necesita y tomar las precauciones necesarias para no empeorar la situación. Los más típicos tratamientos para gatos obesos son:

  • Valoración inicial: para saber el nivel de gravedad del caso, el veterinario hará pruebas a tu gato para saber en qué punto se encuentra, si sobrepeso, obesidad…
  • Fase de bajada de peso: puede ser necesario un tratamiento farmacológico, pero lo principal es cambiar el estilo de vida y los hábitos del gato, como la alimentación y el ejercicio para perder peso gradualmente. Esta fase puede durar meses.
  • Fase de mantenimiento: una vez se ha alcanzado el peso ideal del animal, es necesario mantener un estilo de vida saludable para que no vuelva a recuperarlo. Se trata de cambiar de por vida a unos hábitos más saludables.

 

Si tu gato tiene sobrepeso u obesidad, ¡esto no es nada divertido! Sé responsable y acude a un veterinario, tu gato podría correr peligro.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post