Te presentamos a la peculiar raza de gato manx

Te presentamos a la peculiar raza de gato manx

La raza de gato manx es muy peculiar: es una de las 7 razas de gatos que no tienen cola, o tienen solo un fragmento de ella. Los que sí la tienen, no supera los tres centímetros; a esos gatos se les llama “stumpy”. Los que no tienen cola en absoluto son conocidos como “rumpy” y tienen un hueco al final de la columna vertebral. ¿Quieres saber aún más sobre estos gatos? Empecemos por lo básico:

  • Tamaño: mediano.
  • Esperanza de vida: 15 años.
  • Estilo de vida: tranquilo, familiar, juguetón.

 

Origen de la raza de gato manx

Origen de la raza de gato manx

El gato manx proviene de la isla de Man, pero no está muy claro su origen, sino lleno de leyendas a cuál más improbable. Algunos relacionan a este gato con los conejos, mientras que otros dicen que provienen de la cultura fenicia. Según algunos relatos bíblicos, la raza de gato manx habría perdido la cola al cerrarse la puerta del Arca de Noé. Pero nada más lejos de la realidad; la verdad es que se trata de una mutación en un gen dominante que afecta a la formación de la columna vertebral en todos los gatos de esta raza tan particular.

La raza de gato manx fue reconocida como oficial en la década de los 30, tanto en Europa como en Estados Unidos.

 

Características de la raza de gato manx

Características de la raza de gato manx

El gato manx es de tamaño medio y tiene el cuerpo bastante redondeado. Tiene unos ojos brillantes y grandes, cuyo color varía en función del color de su pelo. La cola es su principal distinción de otras razas; dentro de esta consideración, se aceptan hasta 5 variaciones, aunque sólo tres de ellas son válidas en exposiciones.

  • Rumpy, carencia total de cola.
  • Riser, sólo tiene vértebras coccígeas.
  • Stumpy, de una a tres vértebras móviles.
  • Longy, cola normal, aunque inusualmente corta.
  • Tailed, cola normal.

Las patas posteriores son más largas que las de delante. Todos los colores de manto están aceptados.

 

Temperamento de la raza de gato manx

Temperamento de la raza de gato manx

El gato manx es muy equilibrado y tranquilo. Aunque es familiar y cariñoso, suele elegir un familiar “favorito”, como un líder al que sigue a todos partes y da un trato especial.

Su paciencia con los niños es infinita, por lo que es un gato estupendo para familias. Además, se adapta muy bien a cualquier vivienda y convive bien con otras mascotas.

Se alimentó durante siglos a base de roedores, por lo que tiene un fuerte instinto de caza.

 

Cuidados de la raza de gato manx

Cuidados de la raza de gato manx

La raza de gato manx no requiere cuidados especiales más allá de los habituales en cualquier gato. Es importante cepillarlo con frecuencia para reducir la ingesta de pelos muertos por el lamido y con ello las bolas de pelo.

Recuerda que todas las mascotas necesitan sus desparasitaciones y vacunas para mantenerse libres de riesgos.

 

Salud de la raza de gato manx

Salud de la raza de gato manx

La consanguinidad de los gatos manx es muy peligrosa. Se dan muchos casos de gatitos que nacen con un gen mortal, así como malformaciones muy graves e irreversibles. Por eso, no se recomienda cruzar al gato manx con otros de su misma raza, sino de otras diferentes como el American Shorthair.

Al margen de eso, se trata de una raza bastante fuerte y resistente a las enfermedades.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post