Te presentamos a la raza de gato burmilla

Te presentamos a la raza de gato burmilla

El gato burmilla debe su nombre a la fusión de los dos gatos que se cruzaron para darle origen: el burmés y el persa chinchilla. Este gato es también conocido como gato plateado y goza de gran popularidad como mascota en hogares de todo el mundo. ¿Quieres saber más?

Empecemos por lo más básico sobre el gato burmilla:

  • Tamaño: mediano, de 4 a 7 kg de peso.
  • Esperanza de vida: 10 – 15 años.
  • Estilo de vida: tranquilo, casero, familias con niños.

 

Origen del gato burmilla

Origen del gato burmilla

Como ocurre con muchas otras razas, el origen del gato burmilla fue completamente fortuito, origen de un cruce entre un macho de gato persa chinchilla y una gata burmés de color lila.

La Asociación Felina Británica, de su país de origen, registró la raza en 1983, pero no fue reconocida a nivel internacional hasta mediados de los años 90.

Al principio, los gatos burmilla tuvieron ciertas complicaciones genéticas que comprometieron la persistencia de la raza, pero a día de hoy son uno de los gatos más populares en hogares alrededor del mundo.

Características del gato burmilla

Características del gato burmilla
(Foto via: deanimalia)

El burmilla es un gato de formas compactas y patas fuertes, con una cabeza bastante prominente, ancha y de forma redondeada. Sus orejas son de tamaño medio y sus ojos bastante rasgados, de color verde con el borde de los párpados negro. Tiene una cola bastante larga, recta y de punta redondeada.

El pelo del gato burmilla es muy sedoso y brillante, fino y de longitud corta. Hay varios colores admitidos en la raza: con base plata o blanco, los pelos pueden ser bicolor combinados con negro, azul, canela, lila, crema y rojizo.

Temperamento del gato burmilla

Temperamento del gato burmilla

El burmilla es un gato muy inteligente y tranquilo que disfruta mucho la vida en familia. Es muy cariñoso y le encanta jugar, por lo que es ideal para tratar con niños; también tolera vivir con otras mascotas.

Les encanta salir al exterior a pasear, pero tienen una gran capacidad de adaptación a distintos entornos, incluso a pisos pequeños. El burmilla es  ideal para familias y también para personas solas.

 

Cuidados del gato burmilla

Cuidados del gato burmilla

El gato burmilla es bastante fácil de mantener, no necesita cuidados especiales más allá de los comunes a cualquier gato. Es importante dar siempre a nuestras mascotas una alimentación de calidad y adaptada a sus necesidades, así como evitar que lleven una vida muy sedentaria. Dando a tu gato una buena dieta y ejercicio favorecerás su buena salud y vitalidad.

El pelo del gato burmilla no da demasiada tarea, basta con un cepillado de vez en cuando para ir eliminando el pelo muerto. No pierde demasiado, pero algo siempre se cae; cepillándolo evitarás que se lo trague y forme las molestas y peligrosas bolas de pelo.

 

Salud del gato burmilla

No se conocen enfermedades congénitas asociadas a la raza burmilla. Con una dieta adecuada, ejercicio y las atenciones veterinarias necesarias, el gato burmilla no tiene dificultad para vivir fuerte y sano durante muchos años.

 

¿Conocías al gato de raza burmilla?

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post