Todo lo que quieres saber sobre el freestyle canino

Todo lo que quieres saber sobre el freestyle canino

El freestyle canino es una actividad muy divertida, consiste en crear una coreografía con tu perro. Con esto, perro y dueño, o perro y entrenador se coordinan, afianzan sus lazos y la obediencia del perro mientras pasan un rato muy agradable.

El freestyle canino es una excelente alternativa a otros deportes caninos como el canicross, cuya intensidad es excesiva para algunos perros. Con el freestyle, cada perro demuestra y potencia su capacidad individual y se mantiene en forma.

En qué consiste el freestyle canino

En qué consiste el freestyle canino

En el freestyle canino hay estipulados ciertos movimientos, que según en qué federaciones se consideran de aprendizaje obligatorio si se quiere competir. Otras aceptan cualquier movimiento que resulte relevante en el baile, siempre y cuando no comprometa la integridad física del animal.

Sí que existen algunos pasos de baile que son comunes en el freestyle canino:

  • Heeling: el perro camina pegado a ti, puede ser delante, detrás, a cualquiera de los dos lados o alrededor. Cualquier movimiento alrededor del dueño es válido, siempre que exista un contacto.
  • Trabajo frontal: ejercicios que tu perro hace frente a frente contigo, como sentarse, tumbarse, caminar en dos patas. La diferencia con el heeling es que no hay contacto directo, el perro no va pegado a ti.
  • Cambio de paso: el perro incrementa o disminuye su velocidad, enriqueciendo el ritmo de la coreografía.
  • Caminar hacia los lados y hacia atrás, a diferentes ritmos.
  • Giros y medias vueltas: los más llamativos son los giros hacia atrás.

 

Practica el freestyle canino con tu perro

Practica el freestyle canino con tu perro

Si estás interesado en probar la experiencia del freestyle, lo mejor es que contactes con un club dedicado a ello y te inscribas. Si no hay en tu ciudad, siempre puedes practicarlo de forma independiente, ¡aunque siempre es mejor conocer a otras personas en estas actividades!

Como cualquier otro tipo de adiestramiento, el freestyle da mucho mejores resultados si utilizas el refuerzo positivo, como los premios o el clicker.

Debes saber que si quieres empezar a practicarlo, es necesario que acudas al veterinario y le pidas su opinión. Te dirá si tu perro se encuentra en las condiciones físicas más adecuadas; los perros con ciertas enfermedades o problemas podrían verse perjudicados por el freestyle canino.

A la hora de bailar, ten en cuenta que ambos debéis divertiros. Ve poco a poco y nunca fuerces a tu perro, ¡le llevará tiempo aprender! Tampoco hagas sesiones de baile muy largas o podría lesionarse y sentirse obligado.

 

¿Habías oído hablar del freestyle canino?

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + catorce =