pasos clave en el adiestramiento en positivo

5 pasos clave en el adiestramiento en positivo

La educación de cualquier mascota es fundamental para que la convivencia en el hogar sea agradable y provechosa (descubre los consejos para mejorar la convivencia con tu mascota). Es tu responsabilidad como dueño dedicar tiempo a la educación de tu mascota, ya que sólo así aprenderá a obedecer órdenes básicas de comportamiento, además de socializar adecuadamente y aprender montones de trucos y juegos. La mejor manera de educar a un animal es practicar el adiestramiento en positivo. ¿Quieres saber cómo funciona? ¡Te lo contamos!

Razones para practicar el adiestramiento en positivo

Razones para practicar el adiestramiento en positivo
(Foto via: thefreshnutrition)

El adiestramiento en positivo se centra en premiar los avances en lugar de castigar los fallos. Así evitamos que el perro desarrolle traumas derivados de castigos severos o incluso físicos, además de motivarle para seguir aprendiendo.

Utilizando estímulos positivos como caricias, comida o juguetes afianzamos nuestra relación con las mascotas, les hacemos sentir queridos y útiles y conseguimos que se mantengan y favorecemos que repita los buenos comportamientos.

La educación del perro puede comenzar a cualquier edad, ¡todos son capaces de aprender! Pero es mucho mejor, el adiestramiento en positivo es mucho más efectivo, si se comienza desde que el perro es un cachorro. Los conocimientos que los perros adquieren en las primeras etapas de su vida marcan sus actitudes y carácter en el futuro. Conseguir que relacionen la buena conducta con momentos agradables es tener ya mucho camino recorrido en la educación del animal.

Vamos a ver qué hay que hacer para practicar adiestramiento en positivo…

5 pasos para el adiestramiento en positivo de tu mascota

pasos para el adiestramiento en positivo de tu mascota
(Foto via: supercachorros)

¿Te has decidido a practicar el adiestramiento en positivo? ¡Empezamos!

1. Los refuerzos para educar a tu perro en positivo

Los resultados de este tipo de adiestramiento son muy satisfactorios, pero el proceso a veces puede ser un poquito arduo. Observarás que a tu perro le motivan más unos ejercicios que otros, o que hay días en los que no está muy por la labor de prestar atención… Para minimizar esos momentos, utilizar refuerzos es una genial idea.

Premia sus buenos comportamientos para favorecer que se repitan. Por ejemplo, si tu perro tiene la mala costumbre de hurgar en la basura, haz lo siguiente: llama a tu perro y abre la basura, dejándola a su alcance. Si intenta ir a sacar cosas, dile NO claramente y apártale. Cuando deje de intentarlo, simplemente felicítale.

2. El refuerzo positivo del premio

Para mantenerlo bien motivado, descubre lo que más le gusta a tu mascota: galletas, barritas, bolitas… ¡su premio favorito! Si no es glotoncete, igual su mejor recompensa es que le acaricies o juegues con él, o salir a dar un paseo. Cada perro es un mundo, descubre al tuyo.

Una vez lo tengas, ¡esa será la clave! Dáselo cada vez que quieras fomentar un buen comportamiento.

adiestramiento en positivo de tu mascota
(Foto via: animalmascota)

3. Constancia, paciencia y sentido común

El adiestramiento en positivo no sólo se basa en premiar actitudes. Ten en cuenta que es necesario ser:

  • Constante: ¡nada se aprende de la noche a la mañana! A tu peludo le llevará un poco de tiempo aprender a portarse bien. Algunas cosas sencillas puede aprenderlas en un par de tardes, otras más complejas, sobre todo si se trata de corregir comportamientos negativos, llevarán semanas o incluso unos meses. Practica un poquito cada día y pronto irás viendo avances.
  • Paciente: ¡no pierdas la calma! Tu perro está aprendiendo. Si hace algo mal, no es por fastidiarte, es porque aún no le ha quedado claro que las cosas no se hacen así o no entiende lo que quieres. Sigue intentándolo y recuerda, no le castigues.
  • Ten sentido común: tienes que ser consecuente con tus actos, es imposible educar a un perro sin tener coherencia. Si decides premiarle al hacer algo en particular, prémiale todas las veces que lo haga, no sólo de vez en cuando. Si has decidido que subirse al sofá está mal, regáñale siempre; no vale dejarle subir un día y al siguiente no, o que cada persona del hogar le diga una cosa.

4. Educar sin castigos

Que tu perro tenga conductas negativas de vez en cuando va a ser inevitable. El adiestramiento en positivo se basa más en premiar lo bueno que en castigar lo malo. ¡Nunca debes castigar a tu perro! Por supuesto, si hace algo mal, házselo saber con un contundente NO, pero nunca le pegues, le grites o le humilles.

adiestramiento en positivo de tu mascota
(Foto via: hogarmania)

Tu perro no entiende ese tipo de comportamiento por tu parte y no servirá para que aprenda, sólo para traumatizarse.

5. Cuenta con la ayuda de un profesional

Algunos perros tienen problemas graves de comportamiento debido a una falta de educación. Cuando los malos hábitos están arraigados desde hace tiempo, puede ser realmente complicado corregirlos; no imposible, pero difícil. Si crees que el adiestramiento en positivo no es suficiente para educar a tu mascota o si ya llevas tiempo intentándolo pero no observas avances, puedes plantearte pedir ayuda a un profesional de la educación canina.

Los profesionales que ofrecen este tipo de servicios están acostumbrados a tratar con perros con todo tipo de problemas y serán una excelente opción para ayudar a tu amigo peludo. Seguro que antes de lo que piensas tendrá un comportamiento ejemplar y será una mascota agradable, ¡será un placer convivir con un perro así!

 

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post