debo dejar que mi perro se suba al sofa

¿Debo dejar que mi perro se suba al sofá?

Seguramente muchas veces te surge la pregunta: ¿debo dejar que mi perro se suba al sofá?

Los lugares calentitos, cómodos y cercanos a su dueño, ¡son los sitios preferidos por una mascota! No obstante, es recomendable dosificar el privilegio de que tu perro se suba al sofá.

Muchas veces, como dueños, cometemos el error de humanizar la conducta de nuestra mascota, sin reparar en el significado que esto tiene para ellos. Nunca olvides que tu perro, es una especie diferente a la nuestra. Sus necesidades también son diferentes y tiende a asociar las cosas de una diferente manera.

debo dejar que mi perro se suba al sofa

¿Debo dejar que mi perro se suba al sofá?

En la actualidad, hay muchos casos de perros que tienen problemas de ansiedad, agresividad, excesivo apego hacia sus dueños y otros  problemas relacionados.

Si tu mascota ha desarrollado una conducta dominante, ¡no debes dejar que descanse en un lugar alto y privilegiado! Esto podría agravar su comportamiento.

Hay razas de perros que son más territoriales que otras, pero todos lo son en mayor o menor medida por naturaleza. ¿Te imaginas lo que pasa si encima tú le permites todo? ¡Acabará creyéndose el dueño y señor de la casa!

Además, si tu mascota está demasiado apegada a ti y sufre ansiedad por separación cuando no está en tu compañía, ¡debes limitar el tiempo que tu perro pasa contigo! Si está contigo de forma permanente, podría empeorar el problema.

¿Tienes un perro equilibrado,sin ningún problema de conducta? ¡Entonces no hay problema porque duerma la siesta contigo de vez en cuando en el sofá! Eso sí, esto podría generar cierto conflicto, como explicaremos más adelante.

Los problemas de comportamiento en las mascotas muchas veces vienen derivados de una falta de ejercicio físico y mental. ¡Asegúrate de que tu perro tiene cubiertas estas necesidades!

Creando buenos hábitos en tu mascota

¡Los perros tienen muy buena memoria! Si en su etapa de cachorro le dejabas subirse al sofá o a la cama, al crecer creerá que puede seguir haciéndolo. Lo mejor es que le acostumbres desde cachorro a estar en el suelo y que no asocie tu cariño al sofá o a la cama.

¿Por qué tomar estas precauciones? Básicamente porque tu mascota no va a entender por qué le dejas subirse al sofá en unas ocasiones y en otras no. Esto les provoca frustración e, incluso, esta frustración puede derivar en agresividad. Y ese es el conflicto del que hablábamos antes. Si tu mascota está acostumbrada a no subirse, lo ideal sería que no se subiera nunca. Si se lo permites de manera de manera ocasional, puede aparecer esta frustración cuando se lo impidas.

Por ejemplo: un perro que siempre se sube al sofá lo querrá hacer también cuando lleguen visitas a casa. Quizás tú en ese momento no quieras que lo haga y le obligues a bajar, pero tu perro lo verá como una invasión de su territorio y puede reaccionar de muchas maneras… algunas no muy agradables.

Teniendo en cuenta todo esto, a la pregunta de si debes dejar que tu perro se suba al sofá, la respuesta es que puedes hacer lo que desees, aunque debes ser consecuente con la decisión. Y tomes la decisión que tomes, bien sea que se suba o que no, otro consejo indispensable es que todas las personas que viven con el perro respeten la norma.

Cómo educar a nuestro perro para que no se suba al sofá

Cómo educar a nuestro perro para que no se suba al sofá

 

Debemos prevenirte: por mucho que le hayas acostumbrado a no subirse, es posible que tu mascota ignore esa regla en tu ausencia. Esto suele darse debido a que este conserva tu olor, haciendo que sea un lugar muy agradable para tu perro.

También puede pasar aunque estés en casa porque se sienta tentado. En estos casos, uno de los consejos básicos que podemos darte, es siempre regañar en el momento que pillas “in fraganti” a tu mascota. ¡Nunca lo dejes pasar!

¿Cómo puedes corregir su comportamiento? Simplemente acércate con suavidad, ayuda a bajarle sin violencia y dile un “no” firme. De esta forma, tu perro poco a poco entenderá que su comportamiento no ha sido muy acertado y que no te gusta lo que hace.

Recuerda: si estás intentando educar a tu mascota, ¡la paciencia y la constancia es la clave del éxito!

Y si tienes miedo a que tu perro se suba al sofá en tu ausencia, si es posible, cierra la puerta de esa estancia. Así evitarás que ocurra algo inesperado.

Consejos para evitar que tu mascota se suba al sofá

Consejos para evitar que tu mascota se suba al sofá

¡También hay otras soluciones por las que puedes optar! Una de las básicas es la de cubrir tu sofá con una sábana y rociarla con colonia o ambientador. Normalmente a las mascotas, no le gusta el olor tan fuerte, si repites esto durante varios días, ¡dejará de subirse!

¿Qué otras cosas puedes intentar para que tu perro no se suba al sofá? Puedes probar a cubrir los bordes del sofá con papel de aluminio, de esta forma al intentar subirse, el ruido le asustará y después de varios días, ¡no lo intentará más! Esta técnica es muy empleada también para corregir algunos malos comportamientos de los gatos, como que se suban a las encimeras.

Cuando consigas que tu mascota deje de subirse al sofá, ¡sigue en tu postura! Si dejas que tu mascota se suba, el entrenamiento previo, no servirá de nada.

¿Todo lo anterior no te ha funcionado? En ese caso, ¡no dudes en consultar a un adiestrador profesional!

Etiquetas:
Siguiente Post