Qué hace tan especial y diferente a la rata manx

Qué hace tan especial y diferente a la rata manx

Si te gustan las ratas domésticas, ¡tienes que conocer a la rata manx! Aunque pueda parecer que sí, no todas las ratas son iguales; de hecho, la manx tiene una característica muy particular. Si aún no la conoces, ¡lee este post y descúbrela! Te lo contamos todo sobre esta ratita tan especial.

¿Cómo es la rata manx?

Qué hace tan especial y diferente a la rata manx

Las ratas manx no son como el concepto que tenemos de rata estándar, son algo distintas. Para empezar, son bastante más pequeñas y tienen el cuerpo bastante más corto y redondeado que las otras, que se caracterizan más bien por ser alargadas y de cuerpo delgado.

Además, un dato muy curioso de la rata manx es que no tiene cola. O como mucho, tienen un trocito muy pequeño de ella, pero nacen con un gen que les impide tener la cola larga y delgada típica de estos roedores. ¡Esto hace que las manx sean ratas muy fáciles de identificar!

El pelo de esta rata es de longitud media y el color puede variar. Algunas de ellas tienen un sólo color sólido, que es habitual que sea gris, o bien bicolores, con gris y blanco o negro y blanco.

Cuidados de la rata manx

Qué hace tan especial y diferente a la rata manx

Si vas a tener una rata manx, necesitará que le proporciones los cuidados típicos de estos roedores cuando viven en cautividad. Necesitará una jaula en la que vivir, de la que no se pueda escapar y en la que tenga suficiente espacio para vivir cómoda y moverse con libertad.

Además, es importante que le des una buena dieta, consistente en un pienso para ratas complementado con alimentos frescos. Las ratas son animales omnívoros, por lo que pueden comer de todo. Eso sí, ¡no le des alimentos en mal estado! Quítate de la cabeza la idea de que las ratas comen basura. Le puedes dar fruta, verduras y hortalizas, yogur, queso… Cuanto más variada sea su alimentación, mejor.

La rata manx es algo más delicada que otras por un motivo: la cola es la parte del cuerpo que estos roedores utilizan para controlar y equilibrar su temperatura corporal; al no tener cola, tendrás que ser tú quien controle que tu rata tiene una temperatura corporal adecuada y ofrecerle un ambiente cálido y apropiado. De no ser así, podría enfermar.

Por supuesto, además, como cualquier mascota, necesitará visitas al veterinario y vacunas.

 

¿Sabías que las ratas manx no tienen colita?

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post