Combate la caspa en gatos

¡Combate la caspa en gatos! Causas, consejos y tratamiento.

¿Te has dado cuenta de que tu gato tiene caspa y no sabes por qué? ¿Y ni idea de cómo solucionarlo? En este artículo encontrarás toda la información que necesitas sobre la caspa en gatos, ya sabes que Wakyma siempre está ahí para ayudarte con tu mascota.

Igual que nos pasa a nosotros, los gatos tienen caspa cuando su piel sufre algún desequilibrio. La caspa en gatos no es un problema grave, pero conviene prestarle atención para eliminarla; la caspa no es más que piel muerta que se desprende del cuero cabelludo. No supone ningún peligro para el gato, pero reseca mucho su piel y puede provocarle picor.

Vamos a tratar con profundidad el tema de la caspa en gatos para que puedas solucionarlo.

Síntomas de la caspa en gatos

Combate la caspa en gatos

Si notas que tu minino se rasca mucho, o si ves puntitos blancos entre su pelaje, especialmente cuando le acaricias, esta es una clara señal de la caspa en gatos. Si la detectas, es importante que comiences a peinarlo más a menudo que de costumbre para eliminar esas pieles muertas en la medida de lo posible. ¡No permitas que se acumulen en su piel o cada vez tendrá más! La caspa hace que el cuero cabelludo se irrite, favoreciendo que produzca aún más.

No te lances a lavar a tu gato con geles o jabones específicos para la caspa, no antes de saber por qué la tiene. Es necesario conocer el origen de un problema para encontrar la solución más adecuada.

Recuerda prestar también atención al estado de su piel, no sólo a las descamaciones. ¿Está muy enrojecida? Si es así, significa que tu perro se ha estado rascando mucho o durante mucho tiempo. Por eso hay que poner solución lo antes posible, si se rasca mucho puede ocasionarse heridas e incluso infecciones.

 

Causas de la caspa en gatos

Causas de la caspa en gatos

(Foto via: fondox)

La caspa felina se puede deber a varias causas muy diferentes. Vamos a verlas:

Sobrepeso

El sobrepeso, y más la obesidad, tienden a dificultar o incluso imposibilitar algunos de los movimientos cotidianos de tu gato. Eso significa que, por ejemplo, a un gato obeso le cuesta limpiarse el pelaje con su lengua, descuidando así su higiene. Las zonas más propensas a la caspa en gatos son las húmedas, y esas son a las que más les cuesta llegar cuando tienen exceso de peso.

Dieta inapropiada

La importancia de dar a nuestras mascotas la dieta más adecuada a sus necesidad es enorme. Los animales mal alimentados son más propensos a sufrir todo tipo de enfermedades. La caspa en gatos puede aparecer cuando su dieta no le aporta suficientes nutrientes y proteínas. Esto y la ausencia de grasas saludables como el omega 3 resecan mucho su piel.

Si tienes dudas sobre cómo alimentar a tu gato de forma adecuada, o si crees que puede necesitar algún suplemento vitamínico, consulta al veterinario y valorará el caso particular de tu mascota para ofrecerte lo mejor.

Piel seca

La falta de humedad hace que la piel pierda hidratación.

Alergias

Las alergias de los animales, igual que las nuestras, pueden deberse a montones de causas, como alimentos, productos de baño o higiene, o incluso nuestro entorno.

Parásitos

Existe un ácaro, llamado Cheyletiella, bastante habitual en los gatos. De hecho, se le conoce popularmente como “caspa caminante”. Pero, aunque parezca caspa, ¡no lo es! Es muy importante eliminar pronto este tipo de ácaros, ya que son muy contagiosos entre gatos.

Estrés

Los gatos son bastante sensibles al estrés, y esto puede repercutir en su salud. Lo mejor para evitarlo es ofrecerle un ambiente estable y tranquilo.

La caspa en gatos, ¿puede ser señal de enfermedad?

Sí. De hecho, hay varias enfermedades cutáneas que se suelen diagnosticar mal en sus inicios, confundiéndolas con simple caspa. Sin embargo, a veces las cosas no son lo que parecen y se puede tratar de patologías cutáneas que afecten gravemente a nuestros gatos. Algunas de estas enfermedades son:

  • Dermatitis. La enfermedad tópica por excelencia. La dermatitis en gatos puede ser causada por productos irritantes o alérgenos presentes en su entorno. Las descamaciones producidas por la dermatitis se pueden confundir con caspa en los gatos.
  • Tiña. La tiña es un hongo que puede dañar severamente la piel de los gatos. Puede ir desde la pérdida del pelaje hasta aparición de costras y, lo has adivinado: caspa. Es muy contagiosa y requiere tratamiento.

Tratamiento de la caspa en gatos

Tratamiento de la caspa en gatos

(Foto via: mascotafiel)

Si tu gato tiene caspa, lo mejor es que acudas al veterinario lo antes posible. Como dijimos, es muy importante conocer las causas para poder establecer un tratamiento adecuado. Aunque la caspa no es grave, recomendamos que le pongas solución lo antes posible, si no, tu gato no parará de rascarse y se acabará haciendo heridas.

Es importante que indiques al veterinario qué tipo de alimentación le das a tu gato, o si has estado utilizando últimamente algún producto o medicamento que le haya podido producir esa caspa.

Una vez haya determinado el veterinario la causa de la caspa en tu gato, podrás aplicarle el tratamiento que te recomiende. Suele ser un champú específico para ese problema y geles o lociones que erradican la caspa y calman los picores.

Cuando bañes a tu gato con el champú de tratamiento para la caspa, asegúrate de aclararlo bien. Dejar restos de champú en su pelaje puede resultar irritante y empeorar el problema. Además, recuerda: ¡los gatos se lamen! No queremos que se coma su champú.

Si tu minino es el típico gato de los dibujos animados que odia el agua, puedes recurrir a las toallitas húmedas para gatos. Si es posible, el baño es mejor, pero las toallitas pueden servir en caso de emergencia.

Etiquetas: , , , , ,
Post Anterior Siguiente Post