Tratamiento del resfriado en los gatos

Resfriado en los gatos: Causas, síntomas y tratamiento

El resfriado en los gatos es bastante frecuente, además de contagioso si tienes varios mininos en casa. Los patógenos que desencadenan el resfriado no aguantan vivos mucho tiempo en el medio ambiente, pero sí pueden permanecer mucho en el cuerpo del gato una vez se han establecido. ¿Qué causa el resfriado en los gatos, cómo es y cómo se trata? Hablamos de ello.

 

Causas del resfriado en los gatos

Causas del resfriado en los gatos

La causa del resfriado felino es un virus, igual que en los humanos. Aunque se trata de virus diferentes y, por tanto, no se puede contagiar entre diferentes especies, los síntomas de ambos resfriados son prácticamente los mismos.

Los principales causantes del resfriado en los gatos son el calcivirus felino y el herpesvirus felino, aunque también se dan casos de resfriado tras reacciones alérgicas o infecciones por gusanos. Los síntomas pueden aparecer poco tiempo después de la exposición al patógeno o bien pasados unos días.

 

Síntomas del resfriado en los gatos

Síntomas del resfriado en los gatos
(Foto via: mascotas 2.0)

Los típicos síntomas de un gato resfriado son:

  • Estornudos, el síntoma que aparece primero y bastante esclarecedor de que el gato está resfriado.
  • Secreción nasal.
  • Conjuntivitis.
  • Respiración por la boca, ya que la nariz se encuentra taponada por la mucosidad.
  • Letargo.
  • Fiebre leve.
  • Falta de apetito.

Cuando la infección se agrava, aparecen síntomas de alarma:

  • Tos cuando la infección se propaga a los pulmones.
  • Mucosidad espesa de color amarillo, verdoso o más oscuro. Cuanto más oscura es, más grave es la infección.
  • Dificultades para respirar y fatiga.

¿Tu gato tiene estos síntomas? ¡Seguramente esté resfriado!

 

Tratamiento del resfriado en los gatos

Resfriado en los gatos

Si tu gato está resfriado, debes llevarlo al veterinario. ¡Nunca lo mediques por tu cuenta con medicamentos para humanos ni para perros!

El tratamiento para el resfriado en los gatos se basa en aliviar los síntomas, ya que el sistema inmunológico se encarga de luchar contra el virus:

  • Utiliza un humidificador de vapor frío, ayudará a tu gato a expulsar la mucosidad.
  • No expongas a tu gato a corrientes de aire frío.
  • Mantén su nariz limpia: ve limpiando la mucosidad que expulse con un papel húmedo. Si dejas que se acumule y se seque, la mucosidad hará una costra que dificultará aún más la respiración.
  • Asegúrate de que tu gato se hidrata bien, es muy importante para luchar contra el virus. Un cuerpo deshidratado tiene una mala capacidad de respuesta inmunitaria.

Lo más probable es que le den un antihistamínico o un medicamento mucolítico para ayudarle a expulsar la mucosidad y paliar el malestar.

 

¡Recuerda! Es mejor prevenir que curar. Dale una buena alimentación a tu gato, además de higiene y todas sus vacunas, para darle una buena salud y un sistema inmune fuerte.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post